El peor valor en el Ibex en 2019

Bruselas agrava las advertencias a IAG: no podrá volar en caso de un Brexit duro

La aerolínea todavía no ha presentado un plan para el peor de los escenarios y el mercado ha comenzado a ponerse nervioso.

IAG transportó en febrero a un 7,4 por ciento más de pasajeros
Bruselas agrava las advertencias a IAG: no podrá volar en caso de un Brexit duro. / EFE

La Comisión Europea ha advertido al dueño de British Airways e Iberia, IAG, que no podrá continuar volando libremente en la Unión Europa en el caso de un Brexit sin acuerdo, una posibilidad cada vez más cercana. La salida del Reino Unido de la UE representa un desafío para los operadores europeos, que, para conservar sus derechos de vuelo en la Unión, tendrán que demostrar que el 50% de su capital está en manos comunitarias. IAG tendrá serias dificultades para alcanzar esa cuota si el Reino Unido abandona la UE.

La aerolínea española con sede en Madrid y Londres había recibido distintos toques de atención, al igual que otras afectadas como Ryanair o Easyjet, sobre la necesidad de una estrategia que pueda solventar el peor de los escenarios posibles, una hoja de ruta que sin embargo desde la compañía sigue sin llegar, mientras que sus competidores ya la han presentado. De hecho, a finales de noviembre Bruselas señaló que era "esencial" para poder seguir operando que se "adoptarán las medidas necesarias para cumplir con dicho requerimiento el 30 de marzo de 2019".

En el caso de la británica ha optado por crear un holding europeo en Austria, mientras que la irlandesa apuesta por dejar sin efecto los derechos de voto del capital extranjero. La opción propuesta por la última era una de las posibles alternativas que tiene IAG, aunque resulta extremadamente complicado ya que Qatar mantiene un 20% de la firma. La cercanía de la fecha tope y la falta de respuesta de la española ha terminado por provocar la nueva advertencia por parte de Bruselas.

El rally del petróleo en las últimas semanas junto a la falta de un plan visible, las poco esperanzadoras negociaciones entre Bruselas y Londres y el hecho de que apenas queden 80 días para un cierre aéreo definitivo están pesando con fuerza sobre IAG en el terreno bursátil. La aerolínea es el peor valor en lo que va de año dentro del Ibex 35 y cede cerca de un 5,24%, mientras que sus competidoras lo hacen bastante mejor: Air France modera las caídas en el año por debajo del 2%, un porcentaje similar al que se deja Ryanair, mientras que la alemana Lufthansa (+2,23%) o la británica Easyjet se sitúan en terreno positivo en este 2019.

Un panorama totalmente contrario al vivido en el 2018, en el que IAG se consolidó como uno de los valores más sólidos del sector tanto a nivel europeo como a mayor escala. El año pasado fue terrible para el sector del transporte en general y para las aerolíneas en particular. Las operadoras europeas se dejaron de media un 29% en bolsa, mientras que la española apenas cedió un 9% convirtiéndose en el mejor valor del sector.

En 2018, los inversores no descontaron el Brexit

La evolución dispar entre IAG y el resto de operadoras señala que a lo largo del año anterior no se habían descontado seriamente los problemas que podría causar el Brexit, apuntan los expertos. Los valores se movieron simplemente catalizados por el precio del petróleo (que hasta octubre protagonizó un rally que le permitió llegar a los 84 dólares por barril) y por el desempeño operativo de cada firma. Por ello, las más penalizadas fueron aquellas con márgenes más pequeños (las denominadas low cost) como Ryanair (-35,51%) o Easyjet (-33,4%), mientras que las premium como IAG (-8,8%) y Air France (-24,8%, más castigada por sus problemas financieros) resistieron mejor el envite.

IAG logró sacar músculo en el sector incluso a nivel mundial en el 2018. La evolución de la cotización de la española (pese a la fuerte caída en los últimos meses que ha registrado a medida que el Brexit se complicaba) esta entre las mejores del sector, por encima de los gigantes America Airlines (-41%) o Delta Airlines (-16,3%) y de otras firmas ‘premium’ como Singapore Airlines (-16,71%), ANA Holdings que tiene a la mayor aerolínea japonesa (-12,47%), Cathay Pacific (-10,6%) o la china Hainan Airlines (-41%).

En la actualidad, el panorama es totalmente diferente por el efecto del Brexit, como ha señalado recientemente la IATA a través de sus comentarios sobre la difícil hoja de ruta para las operadoras en el caso de que haya un Brexit sin acuerdo. Un escenario que se ha ido complicando en los últimos meses como demuestra la corrección en los títulos de IAG superior al 12%. Mientras que el resto de operadoras también registraba una caída mucho más moderada en los dos últimos meses: Lufthansa cede un 4,5%, Air France un 7,4%, mientras que las implicadas también en el Brexit se dejan un 8,7% en el caso de Easyjet, y hasta un 16% Ryanair.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios