Se dispara más del 10% en el año

Iberdrola invierte otros 4,97 millones en acciones propias y da alas a su cotización

La energética se ha propuesto adquirir hasta un 2,07% de su capital social por un máximo de 135 millones de euros con el propósito de amortizarlo

Iberdrola da alas a la cotización al adquirir más acciones propias
            

Iberdrola sigue adelante con su programa de recompra de acciones propias, dando alas a su cotización, que acumula un alza superior al 10% en lo que llevamos de año (por encima de 7,70 euros la acción). La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha adquirido 645.119 títulos propios entre el 16 y el 18 de abril en varias operaciones en las que ha invertido un total de 4,97 millones de euros

En ese programa de recompra, la compañía se ha propuesto adquirir hasta un 2,07% de su capital social por un máximo de 135 millones de euros con el propósito de amortizarlo. Con ello premiará a sus accionistas puesto que, una vez que destruya los títulos que va retirando de circulación y mantiene en autocartera, les dará un mayor porcentaje de la tarta de beneficios.

Previamente a esa fecha del 16 de abril, la energética ya había comprado en el mercado otros 7,156 millones de títulos por los que había pagado en total 52,38 millones de euros, alcanzando de este modo el  5,2% de su objetivo máximo. El consenso del mercado de Factset le da un precio objetivo de 7,81 euros, ligeramente por encima de su nivel de cotización actual.

La eléctrica, que presentará sus resultados del primer trimestre este jueves (25 de abril), ya sorprendió a los analistas batiendo su récord de beneficios anuales en 2018, cuando superó la barrera de los 3.000 millones de euros. En concreto, obtuvo un beneficio neto de 3.014,1 millones de euros, lo que supuso un avance del 7,5% en relación a las cifras logradas el ejercicio anterior. 

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la energética se situó a cierre del pasado año en los 9.349 millones de euros, con un crecimiento del 27,7% frente al año anterior, gracias al buen comportamiento de todas las áreas de negocio, cuyos resultados crecieron a doble dígito. Además, se vio impulsado por las inversiones de cerca de 200.000 millones de euros realizadas en los últimos cuatro años, a la expansión internacional, la normalización de las condiciones operativas en España y a la buena marcha de todos los negocios.

En su última junta general, celebrada en Bilbao, los accionistas votaron por la reelección de Ignacio Sánchez Galán al frente de la compañía durante otros cuatro años más. El salmantino, que llegó a la presidencia de la eléctrica en 2006, pasa a convertirse en el decano del sector eléctrico con un discurso basado en las renovables y en la internacionalización de la empresa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios