Sube un 0,17%

El Ibex mantiene los 8.700 puntos gracias al apoyo de la banca y los pesos pesados

Los 'blue chips' del selectivo han cerrado con fuertes subidas, a excepción de Iberdrola. La eléctrica ha cerrado con una caída del 0,26%

Toros (bulls) y osos (bear), la eterna lucha de los mercados.
Toros (bulls) y osos (bear), la eterna lucha de los mercados. / Pixabay

El "ajuste a mitad de ciclo" con el que calificaban las últimas actas de la Reserva Federal la rebaja de un cuartillo de punto aplicada en los tipos de interés en EEUU el pasado mes de julio no han terminado de convencer a unos mercados que esperan medidas de estímulo con las que contrarrestar las señales de frenazo económico. Así lo ha demostrado un cierre mixto en Asia y sin demasiado volumen de negocio (Nikkei +0,05%; Shangai +0,11%; Hang Seng -1,06%) que precede a una apertura también con ciertas dudas en Europa. 

El Ibex 35 ha recibido la noticia con indiferencia y ha luchado por mantener los 8.700 puntos que recuperaba en la sesión del miércoles y que finalmente ha logrado al anotarse un rebote del 0,17%, hasta los 8.716 puntos. Lo ha hecho con el empuje de la banca (Caixabank avanza un 2,95%, un 2,22% se anota BBVA, Sabadell sube un 3,02% y un 1,73% rebota Bankinter). El Santander, que apenas avanzaba en apertura, sube un 1,23%. El sector financiero es también protagonista de las alzas en Europa y permite al Euro Stoxx 50, la media europea, mantenerse en verde. Protagonista dentro del Ibex vuelve a ser Mediaset, que se dispara un 3,55% hasta los 6 euros. Por el lado de los recortes se sitúan valores como Cellnex (-2,39%), Amadeus (-1,9%) o Grifols (-1,58%) como los más bajistas. 

La atención vuelve a dirigirse hacia el mercado de la deuda, donde el Bund alemán permanece en zona de mínimos históricos en -0,67%, y donde el bono a diez años español registra de nuevo esta mañana fuertes movimientos de compra que lo llevan a rebajar su rentabilidad hasta el 0,091%, con la prima de riesgo o diferencial entre la deuda de referencia germana y la española en los 76,9 puntos básicos.

Compás de espera en los mercados hasta que se conozcan los primeros mensajes desde la conferencia de banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming) y de la reunión del G7 en Biarritz. El simposio estadounidense girará en torno a los “Retos de la política monetaria” y aportará más visibilidad sobre las próximas actuaciones en un entorno de desaceleración global y con cada vez más temores de recesión.

Las últimas actas de la Fed mostraron un comité dividido, con algunos miembros apoyando un recorte de tipos mayor y otros prefiriendo esperar a ver, dada la fortaleza de la economía estadounidense. "Está por ver si tras el incremento de las tensiones comerciales entre EEUU y China en las últimas semanas, y tras comprobarse que en el segundo trimestre economías de la relevancia de la alemana o la británica experimentaron crecimientos negativos mientras que la actividad industrial en China ha seguido languideciendo, la opinión de la Fed sigue siendo la misma", apunta Juan. J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities.

De momento, una relativa calma se instala en el mercado de materias primas, donde el barril de crudo Brent para entrega en octubre, de referencia en Europa, cede ligeramente hasta los 60,22 dólares. También retrocede de forma moderada el barril de crudo ligero West Texas hasta los 55,64 dólares. En lo que respecta a las divisas, el euro pierde valor frente al billete verde y se cambia a 1,1079 dólares. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios