En niveles de julio de 2018

El Ibex marca nuevos máximos cerca de los 9.900 puntos pese a la caída bancaria

La bolsa española se suma al resto de mercados europeos con en el rally bursátil aunque se frena por el lastre de bancos.

El Ibex se mantiene en zona de máximos del año a la espera de más gasolina
El Ibex busca nuevos máximos al calor de Wall Street y Asia, atento al coronavirus / Pixabay

Sin prisa, pero sin pausa. Los nuevos máximos alcanzados el lunes y este martes en Wall Street y los avances en Asia (Shanghai y Shenzhen +0,4%; Hong Kong +1,2% y Kospi surcoreano +1%) permiten a las bolsas europeas optar a una nueva jornada de avances, siempre con la vista puesta en el coronavirus, cuya expansión está provocando por otro lado un movimiento de los inversores en busca de valores a los que se considera tradicionalmente refugio, como los bonos y el dólar.

El Ibex 35 avanzó un 0,68%, hasta 9.882 puntos, su nivel más alto desde julio 2018, impulsado sobre todo por alguno de los valores que más han sufrido la incertidumbre en torno a la enfermedad, como es IAG (+4%), ArcelorMittal (+1,56%), Cie Automotive (1,6%) y Acerinox (+1,5%). Prácticamente todos los valores del selectivo avanzan a esta hora. Su alza es más moderada que la que registran a esta hora el resto de grandes índices europeos, impulsados entre otros por el sector de las aerolíneas, el del automóvil y el de las telecos. 

En números rojos se situaron Másmóvil (-38,%) y los bancos domésticos. Caixabank (-5%) registró su mayor caída desde junio de 2019 después de varias sesiones al alza y deshace el camino andado. Sabadell y Bankia cayeron al cierre cerca del 1%. 'La Información' avanza este martes los planes del Gobierno para crear un banco público en España de la mano del ICO y las subvenciones a la exportación, un proyecto que entraría en competencia con las entidades financieras privadas.

Los inversores permanecen muy atentos a las noticias sobre la apertura de aquellas fábricas chinas que se mantenían cerradas desde hace más de dos semanas. Noticias que siguen siendo contradictorias y que esclarecen poco la situación que atraviesa el sector empresarial en el país como consecuencia de la enfermedad. Esa incertidumbre es la que impulsa activos como el dólar, refugio por excelencia, que se dispara esta mañana hasta su nivel más alto desde abril de 2017. Así, el euro sitúa su cruce en 1,0906 'billetes verdes'.

"Se espera que el Gobierno chino adopte nuevas políticas fiscales agresivas para intentar minimizar el impacto que en el crecimiento de la economía del país van a tener sin duda las medidas adoptadas para combatir el virus. Esperamos que esas mismas 'esperanzas' permitan que esta mañana las bolsas europeas abran al alza. Además, el positivo cierre de Wall Street y el hecho que el futuro del S&P 500 venga al alza creemos que animarán a los inversores en Europa, que apostarán nuevamente por la renta variable", apunta Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities.

En el sentido contrario se ha venido moviendo hasta ahora el precio del petróleo por la caída de consumo de carburantes en China y el cierre de rutas aéreas. Tras el fuerte castigo que su cotización ha recibido en los últimos días, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanza ahora hasta 53,84 dólares; mientras que el de crudo ligero West Texas lo hace hasta 50,05 dólares. 

En lo que respecta al mercado secundario de la deuda, la rentabilidad del bono español a diez años avanza hasta el 0,27% y nuestra prima de riesgo se sitúa ligeramente por encima de los 66 puntos básicos, uno por encima de la portuguesa, y lejos de los casi 135 de la italiana.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING