Miércoles, 20.11.2019 - 03:47 h
En 2010 caía un 17,4%

El Ibex despide el 2018 con un desplome del 15%: su mayor castigo en ocho años

Los numerosos focos de incertidumbre, unido a la mala evolución de los pesos pesados, han provocado un fuerte castigo para el selectivo español. 

Evolución del Ibex 35 durante este año

El Ibex 35 ha cerrado la última sesión del año (cotizando solo hasta el medio día) con una subida del 0,54%, hasta los 8.539 puntos, lo que le permite distanciarse ligeramente de su nivel más bajo desde julio de 2016. No obstante, pocos inversores descorcharán champagne o cava al sufrir un castigo del 14,97% este año, su peor ejercicio desde el 2010. 

En el caso del Ibex, no se ha cumplido el refrán de 'lo que bien empieza, bien acaba'. Las primeras sesiones del año fueron muy positivas y hacían presagiar una continuación de las subidas del ejercicio anterior. No obstante, a medida que avanzaban las semanas, predominaba otro escenario de mercado en el que el pesimismo comenzaba a reinar, con los números rojos imponiéndose no solo en el selectivo español, sino también en el resto de plazas europeas. 

Los numerosos focos de incertidumbre que han imperado en los mercados han sido una gran losa para el Ibex. La crisis de los emergentes, que ha penalizado a la mayoría de 'blue chips', unida a la inestabilidad política y a la guerra comercial de Donald Trump, han teñido de 'rojo' la cotización de las principales compañías españolas. 

Los principales damnificados han sido los bancos españoles. La crisis de los mercados emergentes han pasado factura al Banco Santander pero, sobre todo, al BBVA. El banco presidido por Francisco González tiene fuerte peso en México y Turquía, lo que ha provocado que se desplomara cerca de un 35% en el año. Por su parte, la entidad dirigida por Ana Botín ha retrocedido casi un 27% por su alta exposición a Brasil. 

Las negociaciones por el Brexit, unido a un retraso en el calendario de subidas de tipos del BCE, también han sido otros factores que han pesado a bancos como Sabadell, que se ha hundido cerca de un 40% durante este año, mientras que la política de Mario Draghi ha penalizado a Bankia, con un descenso ligeramente superior al 35%. 

Inditex, uno de los grandes bastiones del Ibex 35 en los últimos años dado su espectacular comportamiento, no ha logrado cerrar en positivo y ha sufrido un desplome del 23% este curso. El inversor que más ha notado su caída ha sido Amancio Ortega, su fundador, ya que es el segundo billonario del mundo que más ha visto perjudicado su patrimonio al recortarse en cerca de 14.500 millones de euros. 

En el lado opuesto, y como es lógico debido a su carácter de sector 'refugio' o defensivo, estarían las grandes eléctricas del selectivo, que han sido los valores escogidos por los inversores para huir de los brotes de volatilidad que se han producido en la bolsa española. Gas Natural, bautizada este año como Naturgy, se ha disparado más de un 15%, mientras que Endesa e Iberdrola han avanzado en torno a un 10%. 

El Ibex 35 también ha vivido cambios durante este año. La opa de ACS y Atlantia por Abertis provocaba la salida de la concesionaria de autopistas del selectivo en mayo de este año y su puesto era ocupado por CIE Automotive. No obstante, este no sería el único cambio realizado por el Comité Asesor Técnico (CAT) ya que el gran desplome de Dia (caía más del 90% durante este año) hacía que dijera adiós al gran índice español y le sustituyera Ence. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING