Miércoles, 17.10.2018 - 14:33 h
A las puertas de los 9.600

El Ibex 35 logra su décima sesión al alza: Caixa no frena su mejor racha desde 2009

El principal selectivo español vive otra semana completamente en verde y se anota un avance de hasta el 2,4%. 

Sede de Repsol en Madrid.
Repsol amenaza la décima sesión al alza del Ibex 35 / EFE

"Quién te ha visto y quién te ve", pensará más de un inversor de la bolsa española. El Ibex 35 ha rebotado este viernes un 0,07%, hasta los 9.590,4 puntos (cerca de su nivel más alto en un mes), logrando su décima sesión al alza, su mejor racha alcista desde marzo de 2009. Todo ello, a pesar de que el adiós de CaixaBank a Repsol (y las fuertes caídas de ambos) amenazaba con poner fin a esta tendencia alcista. 

El movimiento ha situado al selectivo a las puertas de los 9.600 puntos, tras una semana completa de subidas. De hecho, el viernes pasado cerraba en los 9.365,3 puntos, por lo que en estas cinco sesiones bursátiles el rebote es del 2,4%, mientras que si ampliamos el horizonte temporal a diez días de bolsa avanzaría más de un 4%. 

CaixaBank anunciaba este jueves, tras el cierre de mercado, que había puesto a la venta su participación (un 9,36% del capital) en Repsol, lo que certificaba el fin de una alianza que ha durado más de veinte años. Algo que no gustó al mercado, ya que ambas fueron los títulos que más cayeron en el Ibex: la petrolera un 2,4% y la entidad financiera un 3,6%. 

En el lado opuesto se sitúan la mayoría de compañías del índice. Aena ha avanzado este viernes un 3,26% mientras que ACS, Meliá Hotels, Mediaset y Cellnex lo han hecho por encima de los dos puntos porcentuales. Entre los pesos pesados, destaca el avance de Inditex e Iberdrola, al rebotar un 1,79% y un 0,68%, respectivamente. 

Los números verdes de la bolsa española también se viven en el resto de parqués europeos. El Dax alemán avanza por encima del medio punto porcentual mientras que el CAC francés se anota la misma subida, superior en ambos casos a la de la bolsa española por la penalización de Repsol y CaixaBank. 

El optimismo en las plazas europeas viene motivado por la 'celebración' de los nuevos máximos históricos alcanzados en Wall Street, gracias a un avance en torno al 1%, y el buen comportamiento en el resto de parqués asiáticos. El Dow Jones batía la cota de los 26.650 puntos mientras que el S&P 500 perforaba los 2.930 puntos. 

La sesión podía haber tenido grandes dosis de volatilidad, pero finalmente no ha sido así. Los mercados han hecho frente al último día de la semana con el vencimiento trimestral de los productos derivados, superando tanto los del EuroStoxx 50 a las 12:00 horas como los del Dax alemán a las 13:00 horas.

Aitor Méndez, analista de IG, ha destacado que entre los grandes europeos "solo el fabricante de semiconductores holandés ASML Holding se movía en números rojos, con un descenso de en torno al medio punto porcentual". Además, el avance está encabezado por la industria del automóvil, con Volkswagen y Daimler avanzando por encima del 2,5%. 

Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB, ha señalado que "esperamos que la tendencia continúe y el índice pueda impulsarse hacia la cota de los 9.700 puntos en las próximas jornadas". Todo ello, porque los principales catalizadores negativos en las últimas semanas parece que poco a poco se van disipando o, al menos, reduciendo su impacto en los mercados. Las tensiones comerciales parecen apaciguarse tras la noticia de que China reducirá el arancel promedio a las importaciones a partir del mes de octubre. Además, las divisas emergentes parecen vivir un respiro antes de las elecciones en Brasil", ha concluido. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios