Primer trimestre de 2019

Inditex nota el 'efecto Ramadán' y reduce su número de tiendas por primera vez

El grupo textil dueño de Zara completa su primer trimestre con caída en el número de tiendas en la comparación anual y trimestral.

Tienda de la cadena Zara, buque insignia de Inditex.
Tienda de la cadena Zara, buque insignia de Inditex. / EFE

Más metros de superficie comercial, menos tiendas. Inditex, el dueño de cadenas de tiendas como Zara, Bershka o Stradivarius, cerró por primera vez su primer trimestre con menos tiendas (7.447) que el ejercicio anterior (7.490) y también en la comparativa interanual respecto a 2018 (7.448), según datos de la compañía recopilados por ‘La Información’.  Los planes para “optimizar” el vasto imperio comercial del grupo textil arrojan por primera vez una caída en el número de establecimientos activos en todo el mundo, un hito para el grupo.

Los inversores han tomado buena nota de la ralentización que se asoma a las ventas de Inditex pese al buen momento de su rentabilidad. Las acciones del grupo fueron de más a menos: acabaron la sesión bursátil con caídas del 1% tras iniciarla con ascensos en esa proporción. El jarro de agua fría provino de las cifra de ingresos (5.927 millones de euros, +5%), inferiores al pronostico del consenso de analistas (6.100).

La compañía que dirige Pablo Isla ya dio pistas en presentaciones anteriores que el recorte de tiendas iba a suceder, aunque se defendía como gato panza arriba ante esa posibilidad, escudándose en el aumento de la superficie comercial. La compañía no ha detallado en el trimestre la evolución de este dato, aunque lo hará el año que viene cuando rinda de nuevo cuentas anuales. Al cierre de 2018, el pasado febrero, el grupo tenía 4,96 millones de metros cuadrados, un 5% más que al cierre de 2017.

Evolución del número de tiendas de Inditex.
Tienda de la cadena Zara, buque insignia de Inditex.
Inditex cumple con las expectativas del mercado

En términos interanuales, el número de tiendas de Zara creció en 16 establecimientos, hasta 2.128. Pull & Bear mantuvo el mismo número de establecimientos que el año anterior, mientras que Massimo Dutti terminó con 11 tiendas menos y Stradivarius, 16. En el caso de Bershka, su número de tiendas creció en 9 con respecto al año pasado. El mix de cierres y aperturas netas dejó un saldo negativo para Inditex.

La mejoría de los márgenes de rentabilidad puso la nota positiva a las cuentas. El margen bruto (la diferencia entre lo que ingresa y el coste de producirlo) se situó en 3.524 millones de euros, un 6% superior. Representa el 59,5% de las ventas (61 puntos básicos más que en el mismo trimestre de 2018) o, dicho de otro modo, Inditex gana 60 euros brutos por cada 100 euros que vende en prendas de vestir.

El resto de márgenes de rentabilidad también creció con fuerza en este periodo: el de Ebitda pasa del 19,9% al 28,3%, el margen Ebit del 15,1% al 16,5% mientras que el margen antes de impuestos pasa del 15,3% al 16,1%. Detrás de este movimiento en bloque de todos los márgenes se encuentra el empuje del efecto divisa -sus ingresos fuera del euro empujaron a la cuenta de resultados como nunca desde 2017- y el auge de venta ‘online’ que ha registrado Inditex, en especial, desde sus nuevos mercados en Oriente Medio.

Efecto Ramadán

Los resultados de Inditex en su primer trimestre de 2019 fueron los primeros en recibir el impacto del Ramadán, el mes de ayuno para los musulmanes en el que se produce una caída de la actividad y restricciones comerciales como, por ejemplo, en los centros comerciales. “Este año ha coincidido el lanzamiento de varios mercados ‘online’ con la celebración del Ramadán y esto ha provocado por primera vez un impacto por este motivo por las restricciones comerciales y el aumento de las ventas por internet", según explican fuentes financieras. El mes sagrado comenzó el 5 de mayo y terminó el 3 de junio. Solo Zara online vendió 11.100 prendas en Arabia Saudí y 6.900 en Dubai durante su primera semana 'online'.

Zara comenzó a operar en abril en Brasil y en mayo en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Líbano, Egipto, Marruecos, Indonesia, Serbia e Israel. En la campaña otoño-invierno, la principal cadena de Inditex lanzará la venta online en Sudáfrica, Qatar, Kuwait, Bahrein, Omán, Jordania, Colombia, Filipinas y Ucrania. “La venta integrada online tiene un gran impacto [en el margen bruto], pero preferimos no dar la cifra de la venta online en el trimestre sobre las ventas globales (...) Estamos ofreciendo a nuestros clientes una experiencia única de compra ‘online’ con entrega el mismo día o al día siguiente", dijo Pablo Isla a los analistas en el conferencia posterior a los resultados del grupo.

Ahora en Portada 

Comentarios