Con el dividendo extraordinario

Inditex desatará una tormenta de 9.250 millones de euros en dividendos a 3 años

La compañía textil generará impacto visible en el PIB de la economía española tras romper su hucha en favor de sus accionistas.

Fotografía de Pablo Isla, el CEO de Inditex
Pablo Isla preside Inditex. / EFE

Es hora de repartir el dinero en caja. Pablo Isla, presidente ejecutivo de la multinacional Inditex, ha puesto en marcha la maquinaria de Inditex para el reparto de un 3.116 millones de euros en forma de dividendo extraordinario (1 euro por acción) entre 2019 y 2021. No hubo comentarios por parte de la compañía. Sin embargo, fuentes próximas a ella matizan a este diario que "no se trata de 0,33 euros por acción adicionales en forma anualizada", sino que los 0,88 euros ya incorporan el pago extraordinario. La rentabilidad por dividendo del 3,4% teniendo en cuenta la cotización previa al anuncio. El pay out (porcentaje de los beneficios destinados al dividendo) se elevará del 50% al 60%.

"El Consejo de Administración propondrá una nueva política de dividendo a la Junta General de Accionistas. El Consejo también propondrá un dividendo extraordinario total de 1 euro por acción a distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020", según consta en la nota de resultados enviada por la compañía a la CNMV. Sin embargo, en ese cálculo de 1 euro ya está incorporado los 0,22 euros extraordinarios que la empresa iba a pagar ya en 2018 y que se suman a los 0,66 del dividendo ordinario. De este modo, el pago extra en 2020 y 2021 se reducirá a 0,78 euros. 

Si Inditex mantiene su política de retribución ordinaria, que le ha llevado a subir el dividendo un 12% anual en promedio en los últimos cinco años, el desembolso total de Inditex a sus accionistas durante los próximos 36 meses sumará 9.250 millones de euros, el equivalente al 0,77% del PIB anual de España en 2018.

El impacto de este megadividendo lo notarán no solo las cuentas públicas -Hacienda se llevará una de las mayores porciones tras el primer accionista, Amancio Ortega-, sino la propia economía española. Ortega, que cuenta con el 59,3% de las acciones de Inditex, percibirá unos 5.500 millones de euros por los dividendos hasta 2021 si se cumple esta previsión. Unas cifras mareantes que se resumen solo en lo que cobrará en este 2019 (185.000 euros por hora) si la Junta de Accionistas, en la que él tiene mayoría, aprueba el pago extraordinario del dividendo.

El dividendo de Inditex y Amancio Ortega en la última década.
 

Vende 3.200 millones por internet

Precisamente, el movimiento de Inditex se produce en un contexto de desaceleración de sus ventas y de la economía. Por eso cobra mayor significado que la multinacional gallega vaya a romper su caja de caudales para entregársela a los accionistas: es un movimiento defensivo ante la previsión de un menor crecimiento. Sus ingresos repuntan un 3%, su ritmo más lento de los últimos años, hasta superar los 26.145 millones de euros e incrementa su dividendo, según la presentación de resultados que ha realizado Inditex.

El dueño de Zara, Massimo Dutti o Berksha ha revelado con detalle la evolución de sus ventas por Internet, aunque mantiene su política de integrar las cifras de tienda física y ‘online’ en los mercados en los que opera. Sus ventas por internet se dispararon un 27% el pasado año, hasta los 3.200 millones de euros, lo que supone un 12% de las ventas totales del grupo. Se trata de la división con mayor margen para el grupo textil. El peso de sus ingresos procedentes del comercio electrónico se eleva dos puntos, del 10% al 12% actual, según fuentes financieras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios