Fuertes reembolsos previos

El inversor en fondos del Ibex se anticipó (por suerte) al crash por el coronavirus

Los partícipes en fondos de inversión se adelantaron, sin pretenderlo, a las fuertes caídas tras los fuertes reembolsos realizados en enero y febrero.

Evolución de las entradas de dinero en los fondos españoles

Una parte de los inversores en fondos de bolsa española ha visto los toros desde la barrera tras el crash en el Ibex 35 por el coronavirus. ¿El motivo? Los fondos de renta variable nacional han sido los que más fugas de dinero han registrado en los dos primeros meses del año: 342,8 millones de euros frente a los 3.471 millones que registra la industria en el acumulado de 2020, principalmente en fondos de renta fija o con cierta exposición a este mercado. Es decir, estaban fuera del mercado y las caídas no han impactado en su bolsillo. 

Los inversores de fondos de bolsa española decidían retirar más de 193 millones en enero y otros casi 150 millones en febrero. Desde la patronal señalan a La Información que esta cifra del mes de febrero podría variar ya que "no todas las entidades tienen las valoraciones el mismo día y, por tanto, hay días de febrero que no están incluidos", de ahí que los datos de dicho mes sean aún provisionales. De hecho, eran cautos y destacaban a los medios que "las elevadas turbulencias presentes en los mercados de renta variable en los últimos días del mes, van a provocar en las carteras de los fondos ajustes de valor". 

Estas salidas de dinero harán que el crash que ha sufrido el Ibex desde el 19 de febrero haya sido evitado (por sorpresa) por un buen número de inversores, a tenor de los fuertes reembolsos. El selectivo español se desplomaba desde los 10.083,6 puntos hasta los XXXXX puntos en los que cerraba este martes. Es decir, ha sufrido un castigo del XXXX, que ha afectado a los 4.642 millones que hay invertidos en fondos de bolsa española a cierre de febrero, su nivel más bajo desde 2013. 

Estas salidas de dinero de fondos de bolsa española se producen en todas las gestoras, a excepción de dos: Kutxabank Gestión y Credit Suisse Gestión, que logran entradas que no alcanzan ni el millón de euros. Entre las grandes damnificadas en este 2020 estarían la gestora de Banco Santander, con 57 millones de salidas, algo que viene siendo habitual en los últimos meses en los fondos Santander Small Caps España y Santander Acciones Española. Le seguirían Mutuactivos con 27,2 millones y Gescooperativo con 19 millones. 

Estas salidas de los fondos de bolsa española no son generalizadas en el resto de categorías. A pesar de la elevada volatilidad, experimentan en febrero más de 1.900 millones de euros de suscripciones netas y hacía dos años que  no experimentaban flujos de esa magnitud. De hecho, acumulan ya en solo dos meses casi 3.500 millones de euros de entradas netas, más del doble de lo experimentado durante todo el año anterior.

La incertidumbre acerca de los efectos del coronavirus ha provocado recortes de más de dos dígitos en la mayoría de índices y se ha comido todo el rendimiento obtenido en la primera parte del mes. "Es probable que las correcciones derivadas de dichos ajustes no se vean reflejados a la fecha de elaboración de este informe", señalan desde Inverco, cuya rentabilidad es del -0,07% pero que se verá más reducida en los datos definitivos y que refleja también la evolución de los de renta fija. Números rojos que se acentúan en el caso de la bolsa española ya que estos productos acumulan, entre enero y febrero, un desplome del 6,43% que habrán eludido aquellos que hayan cerrado posiciones en dichos meses o antes. 

Esta postura mucho más prudente por parte de los inversores es lo que recomiendan algunos de los grandes bancos de análisis y gestoras de fondos. Por ejemplo, este martes la mayor gestora del mundo, Blackrock, realizaba un comentario semanal bajo el título 'el brote de coronavirus nos lleva a adoptar un enfoque prudente' en el que destacaba que la propagación del coronavirus más allá de China ha conllevado que la epidemia adquiera un cariz mundial y la posibilidad de que esta provoque una caída más acentuada de la economía. Por ello, desde la firma creen "se producirá un marcado repunte una vez que las posibles disrupciones se disipen, si bien el desconocimiento sobre la profundidad y la duración de esta perturbación añaden considerables riesgos de caídas". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING