Destacan Ferrovial y Ence

Los inversores, en busca de dividendos: ¿Cuál es el mejor de España por sector?

Las perspectivas para la bolsa son positivas y algunas cotizadas no solo ofrecen un buen dividendo sino que gozan de un buen momento para su sector. 

Mejores dividendos por sectores
 

La caída que vivía el Ibex 35 el curso pasado ha provocado que se afloren altas rentabilidades por dividendo en la bolsa española. El escenario de mercado, pese a los distintos focos de incertidumbre que imperan, es positivo ya que la economía continuará creciendo aunque lo vaya a hacer a menor ritmo. 

Los dividendos, uno de los grandes atractivos a largo plazo para los inversores, continúan siendo una de las opciones preferidas a la hora de tomar decisiones. De ahí que muchos cazadividendos pongan su punto de mira en nuevas 'presas' atractivas y que, además, den un plús con su retribución al accionista. Pero, ¿cuáles son las opciones más atractivas de la bolsa española por dividendo?

Esa es la gran pregunta para un buen número de inversores y el consenso de mercado da respuesta a ella. El sector bancario, dada su fuerte ponderación en el selectivo español, es uno de los que más llama la atención. En este caso, la retribución más atractiva sería la de Sabadell, que ofrece un 7,2% (ocho décimas más que la media del sector) para este año. No obstante, la fuerte caída que ha experimentado durante el pasado curso y que le ha llevado a cotizar cerca de mínimos históricos restaría atractivo, a juicio de los bancos de inversión, que solo recomiendan 'mantener' los títulos. Por su parte, los dos grandes bancos se quedan rezagados: el pago de Santander rentará cerca de un 5,5% mientras que el de BBVA será ligeramente superior al 5%. 

Dentro de las eléctricas, el sector 'refugio' elegido por los inversores durante el pasado curso, la mayor retribución corre a cargo de Endesa. La eléctrica podría ser una buena opción para este curso pero no para los próximos. La compañía recortará su pay-out (porcentaje de beneficios que destina al pago de dividendos) desde el 100% hasta el 80% en 2021 y para colmo, podría incumplir su 'hoja de ruta' para este curso, tal y como señala Credit Suisse. Por tanto, el consenso de mercado no es muy optimista y aconsejar solo mantener sus títulos. 

En las 'telecos' Telefónica ofrece el pago más interesante con una rentabilidad, a precios de mercado, del 5,3%. No obstante, la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete debe hacer frente a distintos desafíos como son las desinversiones de activos con el objetivo de reducir su alto endeudamiento, lo que penaliza su inversión y le da solo un consejo de 'mantener' sus acciones. 

Las mejores oportunidades podrían estar en el sector de las compañías industriales o de materiales básicos. Ence se erige como la más atractiva al gozar de recomendación de compra y ofrecer una rentabilidad por dividendo del 6,9%. Además, es probable que sea uno de los sectores que más empresas cotizan con Acerinox, ArcelorMittal, Talgo, Fluidra o Prosegur, por citar algunos casos, lo que resalta el potencial de esta estrategia. 

La opción de comprar el mejor dividendo de  constructoras y compañías de infraestructuras, como es Ferrovial, también es una opción atractiva (tiene buena recomendación de los bancos de inversión) pero con un reparto mucho menos rentable que Ence: nos daría un 3,9% en 2019. 

El sector financiero podría dar la sorpresa 

El escenario de mercado es positivo para los bancos y perjudicial para las eléctricas, que habían sido el sector en el que se habían refugiado los inversores. Los expertos de Banco Santander, en su resumen de estrategia sectorial destacan del sector financiero que "2019 empieza con una ventaja frente al curso pasado: valoraciones más atractivas que ya incorporan un escenario más difícil". Además, habría que sumarle que "el potencial alcista vendría de las expectativas de que el ciclo de los tipos de interés toque suelo en Europa y una mayor visibilidad acerca del final del problema inmobiliario".

Las eléctricas, la gran sorpresa positiva el año pasado, habría perdido atractivo. "No vemos suficiente valor en el sector para compensar posibles reveses en los tipos o la regulación. Hay mucha inestabilidad en el sector ibérico debido a la masiva instalación de renovables, posibles impuestos sobre los beneficios imprevistos (generados por plantas hidroeléctricas y nucleares) y la obsesión de los reguladores por revisar, reabrir y volver a estudiar las regulaciones". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios