Se hunde un 42,22% en bolsa

La crisis de Dia obliga a anular dividendo y a rebajar sus previsiones de beneficios

Este viernes se conocerán las intenciones del millonario ruso Mijaíl Fridman, ya que deberá comunicar si hace efectiva la opción de compra del 14%. 

Evolución de Dia en bolsa

'A perro flaco, todo son pulgas'. Eso pensará más de un accionista del grupo de distribución Dia visto el fuerte desplome que acumula la compañía en bolsa, que cae más de un 75% en 2018, y que se intensifica este lunes tras el recorte de previsiones de la propia compañía y la enésima mala recomendación por parte de un banco de inversión. 

El grupo se ha desplomado un 42,22%, hasta los 1,097 euros por título, debido al recorte de sus propias previsiones y al 'hachazo' de JP Morgan. La 'cúpula' de Dia ha comunicado, a través de un hecho relevante remitido a la CNMV, que deja suspendida la política de reparto de dividendo para el próximo ejercicio 2019.

La compañía ha destacado que a raíz de un proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018, ha rebajado sus estimaciones de resultados para el presente ejercicio. Atendiendo a una caída del volumen de ventas, que también ha impactado el margen bruto, y a un incremento de los gastos operativos, ha estimado que "el ebitda ajustado previsto para 2018 se situará en un rango entre 350 y 400 millones de euros, comparado con 568 millones de euros en 2017". 

La estimación anterior no incluye el impacto que pudiera derivarse de la inminente aplicación de la norma contable IAS 29 para economías hiperinflacionarias que será de obligatoria aplicación desde el tercer trimestre de 2018 debido a su actividad en Argentina. Por otro lado, como consecuencia del citado proceso de revisión, considera que "deben incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio 2017, que se estima podrían tener un efecto patrimonial negativo por un importe aproximado de 70 millones de euros".

Mala recomendación de JP Morgan 

JP Morgan recortaba su precio objetivo desde los 2,10 euros hasta los 1,7 euros por acción, es decir, le aplicaba un recorte ligeramente superior al 19% y le dejaba prácticamente sin potencial a doce meses. 

El motivo de la fuerte rebaja obedece a la crisis que viven los países emergentes, sobre todo en el caso de Brasil y Argentina. La depreciación que sufren ambas divisas tendrá un impacto negativo, como es lógico, en sus resultados y el banco ha revisado a la baja su previsión de beneficio operativo (ebitda) por la caída del real brasileño y el peso argentino. 

La compañía se enfrenta a un momento clave esta semana de cara a su futuro más inmediato. El multimillonario ruso Mijaíl Fridman debe comunicar el viernes 19 de octubre si ejecuta dos instrumentos financieros que vencen dicho día y que ascienden hasta el 14% de su capital. 

En caso de que el multimillonario ruso optara por ejecutar dicha opción de compra, su participación directa en el grupo de distribución sería del 29% del capital, a solo un punto porcentual de verse obligado a lanzar una opa sobre el grupo.  

Los accionistas significativos de la cadena de supermercados han realizado movimientos en los últimos meses. La firma Baillie Gifford reducía su participación del 5,625% al 4,923% del capital y Goldman Sachs hacía caja al rebajar su peso del 15,795% hasta el 15,179%. Por su parte, Norges Bank se desmarcaba de ambas y aumentaba su capital, desde el 4,812% al 5,288%. Además, estos tres movimientos se producían durante este mes y ante el escenario de una posible opa por Dia. 

Su presidenta dimite en pleno desplome

La hasta ahora presidenta de Dia, Ana María Llopis, ha hecho efectivo el anuncio que hizo hace dos meses y ha presentado su dimisión a efectos de este lunes, si bien continuará como consejera hasta el 31 de diciembre. Llopis ya comunicó su intención de abandonar la presidencia del grupo de distribución y ahora la hace efectiva. La firma ha comunicado a la CNMV que acepta esta dimisión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios