Miércoles, 13.11.2019 - 17:57 h
No podrá excluirla

KKR deja a los Abelló, Safra y March a los pies de los caballos en la opa de Telepizza

El gigante de capital riesgo falla en sus cálculos para sacar de bolsa a la compañía que colocó hace tres años tras sobreendeudarla.

El fondo KKR adquiere Gardner Denver por 3.900 millones de dólares
El fondo KKR colocó en bolsa Telepizza y ahora quiere excluirla. / Archivo

No comment, no news… Es el silencio de las derrotas. La opa sobre Telepizza ha terminado con tanto sigilo y misterio como comenzó, aunque con un sonoro ruido de fracaso para sus promotores, en especial, para su primer accionista: Kohlberg, Kravis, Roberts & Co (KKR), la histórica firma estadounidense de capital riesgo, que lidera desde la filial española, Alejo Vidal Quadras (hijo). Su opa voluntaria a 6 euros por acción parece haber naufragado a todas luces después de que un grupo de fondos de inversión haya dejado en papel mojado la condición de que, al menos, el 75% de Telepizza acudiese a la opa.

KKR Credit Advisors (KCA), principal accionista de Telepizza con una participación que ronda el 28,57% del capital a través de distintos fondos y vehículos, logró el compromiso irrevocable de un 12% adicional de la empresa en el momento de su opa, según consta en el folleto. Entre las firmas que tienen esas acciones se encuentra la gestora de Santander o Axxion, entre otras. Con un 40% de la compañía en el bolsillo, el éxito de la operación parecía algo seguro hasta que ha encallado.

Fuentes próximas a la operación indicaron que “todavía no está todo perdido” aunque reconocen que, después de ver los registros de Iberclear, no queda demasiado margen para la esperanzaKKR y sus socios pueden renunciar a la condición del 75% y quedarse con lo que puedan. Todo queda a la espera de que la CNMV desvele las aceptaciones en los próximos días y, a partir de entonces, los compradores tendrán 24 horas hábiles para tomar un camino: el de la retirada de la opa -que puede provocar un golpe a Telepizza en bolsa- o que se quedan.

Un megadividendo extraordinario

En cualquiera de los escenarios, KKR no deja en buen lugar a sus socios en la operación como Safra Group, Torreal (Juan Abelló), Artá (March) y Altamar Capital, que habían comprometido 200 millones de euros en la operación para quedarse con el 45% de Telepizza bajo el reclamo de dinero fácil. Ahora todos ellos se tendrán que exponer a retirarse de una operación en la que habían mucho tiempo y millones.

El consorcio comprador se iba a autopagar un dividendo de 174 millones de euros en cuanto excluyese a Telepizza de bolsa a golpe de crédito, según consta en la documentación de la CNMV, con lo que hubiesen recuperado de una tacada el 40% de la operación, según los números desvelados por ‘La Información’. Para ello elevará el endeudamiento de Telepizza de los 200 millones actuales a más de 335 millones.

Esta jugada redonda tenía el sello KKR, el fondo que se convirtió en el principal acreedor de la compañía en 2014 y estuvo a punto de provocar su concurso de acreedores. Poco a poco, dividendo tras dividendo, KKR fue preparando el regreso de la empresa a bolsa, que se produjo en abril de 2016 pero con una compañía sobreendeudada y con dificultades para dar beneficios. Para muestra un botón: Telepizza abandonó la bolsa española en 2006 con una caja de 77 millones y tan solo dos años más tarde ya tenía más de 500 millones de euros de deuda financiera después de pagar dividendos a golpe de préstamo. 

El gran prestamista y acreedor entonces fue KKR, que terminó canjeando préstamos por acciones y devolvió a Telepizza a la bolsa pero trasquilada: mucha deuda y poca capacidad para ganar dinero. La participación de KKR en Telepizza se redujo desde el 24,56% hasta el 6,7% del capital tras aquella OPV hace tres y tras el bajón bursátil inicial, la firma fue tomando posiciones hasta convertirse en su mayor accionista de Telepizza. Su intención es volver a desinvertir de aquí a 2024 con lo que la cadena pizzera podría vivir una tercera vida en bolsa.

Pero KKR se ha topado con un nutrido grupo accionarial que pedía una mejora de la opa a 6 euros. Boussard & Gavaudan, la gestora francesa creadora del Sark Master Fund, ha vuelto a pescar en Telepizza como ya hiciera en 2006 en el anterior proceso de exclusión de la multinacional de las pizzas. En apenas unas jornadas, y gracias a la incansable actividad de los bancos suizos UBS y Credit Suisse, sus ‘hedge funds’ se han hecho en pocos días con un 15% del capital de Telepizza.

A ese 15% hay que sumarle otro 10% Blackwell y Polygon, los dos vehículos que lidera Reade Griffith. También otro 2,9% de Bestinver, la emblemática gestora española de fondos, junto al 5,6% en manos de Perpetual y Highclere habían mostrado su disconformidad frente a la opa y la opinión favorable del consejo de administración, controlado por la propia KKR. En total, más del 33% del capital pedía cambios en el precio de la opa y ha hecho descarrilar las opciones del consorcio Tasty Bidco para sacar adelante su operación.

Telepizza, que fue colocada en bolsa a 7,75 euros, se convirtió hace tres años en la peor OPV de la historia de la bolsa española (-19% en su debut) con KKR, ahora comprador, como uno de los principales vendedores iniciales. El gigante del capital riesgo incorporó a cuatro socios relevantes como Safra, Torreal, Altamar y Artá con la intención de dar salida a algunos de sus propios partícipes. En concreto, los fondos Spruce, Valencia y Oregon de KKR iban a pagar 34 millones de euros SSI Offshore, SSI Domestic, ERP y Oregon también de KKR. La gran idea de negocio es integrarse cada vez más con Yum Brands, dueño de KFC o PizzaHut, con quien Telepizza ha firmado una alianza estratégica que le deja poco margen para otros movimientos. Todo queda en casa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios