"Liquidez y compra de activos"

Kuroda (Japón) se une a la cruzada de los bancos centrales contra el coronavirus

El gobernador del Banco de Japón sigue los pasos de Jay Powell (Fed) con un escueto mensaje con el que garantiza liquidez y compra de activos.

La llegada de Kuroda augura una etapa de flexibilización más firme en Japón
Haruhiko Kuroda es el gobernador del Banco de Japón.

55 palabras. Escueto e insólito. El Banco de Japón ha salida a escena con mensaje corto que no dice nada, pero lo dice todo: habrá más compras de activos (bolsa y bonos) e inyecciones de liquidez. Su sola intervención verbal ha impulsado las subidas de las bolsas asiáticas y enlaza con el mensaje del viernes del gobernador de la Fed, Jay Powell, de solo 45 palabras, acerca de un movimiento de tipos del banco central de EEUU

"Los mercados financieros y de capital globales han estado inestables recientemente con crecientes incertidumbres sobre las perspectivas de la actividad económica debido a la propagación del nuevo coronavirus. El Banco de Japón supervisará de cerca los desarrollos futuros y se esforzará por proporcionar una gran liquidez y garantizar la estabilidad en los mercados financieros a través de operaciones de mercado apropiadas y compras de activos",  explica  el gobernador Haruhiko Kuroda.

La Bolsa de Tokio cerró este lunes con un avance del 0,95% en su principal indicador, gracias a la promesa del Banco de Japón (BoJ) de aportar "amplia" liquidez ante el nerviosismo en los mercados globales por el coronavirus. El índice referencial Nikkei 225 terminó la jornada con un avance de 201,12 puntos y se situó en 21.344,08 unidades. Hay que recordar que el banco central nipón cuenta entre sus herramientas monetarias con la compra de bolsa a través de ETFs, no solo de bonos y deuda como la Fed de EEUU o el BCE en Europa.

Las bolsas chinas  también registraron fuertes ascensos de más del 3% pese a que se acaban de conocer los peores datos desde 2008 en actividad manufacturera china. La cuarentena que se ha visto obligada a aplicar China en sus fábricas para poner freno al contagio del coronavirus ha tenido un efecto muy pernicioso sobre la actividad industrial del país, principal fábrica del mundo. El PMI del sector manufacturero que elabora Caixin -el del sector privado-registró en febrero la mayor contracción de su historia, al desplomarse desde los 51,1 puntos que marcaba en enero hasta los 40,3 puntos. Cualquier registro por debajo de los 50 puntos en este indicador, que mide las expectativas de los principales empresarios del país, refleja una contracción de la actividad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING