Miércoles, 18.09.2019 - 06:40 h
Por capitalización en bolsa

La banca nota el 'hype' pre-BCE: BBVA y Santander superan a Iberdrola y Amadeus

Los dos grandes bancos españoles recuperan sus respectivas posiciones como primer y quinto mayor valores del índice Ibex 35.

El presidente del BCE, Mario Draghi, junto al vicepresidente, Luis de Guindos
El presidente del BCE, Mario Draghi, junto al vicepresidente, Luis de Guindos / EFE

No es un presentación comercial de Apple, pero el ‘hype’ y las expectativas alrededor de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) son las más elevadas en mucho tiempo. Son tan altas que es fácil que defraude, según los expertos. La aparición en escena de Mario Draghi este jueves está moviendo el mercado desde finales de agosto, elevando las cotizaciones y rescatando a la banca de sus mínimos anuales en bolsa.

El Ibex 35, uno de los índices de bolsa más bancarizados, se ha convertido en un fiel reflejo del movimiento. Ni siquiera la temida cita en Europa con el IRPH ha logrado descarrilar la recuperación bursátil de los bancos. Santander y BBVA, los dos gigantes del sector, han logrado superar por valor en bolsa a la eléctrica Iberdrola y la tecnológica Amadeus en el ranking de pesos de pesados del Ibex 35 después de haber perdido esas posiciones entre julio y agosto.

Según los datos al cierre del martes, Santander supone el 13,5% del Ibex 35 frente al 12,9% de Iberdrola. Por su parte, Inditex es tercero con una ponderación del 12%, mientras que Telefónica es la cuarta compañía con un 7,7%. BBVA se encarama a la quinta posición con el 7%, mientras que Amadeus desciende a la sexta plaza con un 6,6% del índice de referencia.

Un mal verano para la banca

El banco que preside Ana Botín perdió hace un mes el trono como el valor más pesado del índice Ibex 35, es decir, el que mayor ponderación tiene dentro del índice. Se calcula en función de la capitalización bursátil del ‘free float’ o las acciones que cotizan libremente en bolsa y no están cautivas en manos de accionistas estables. Santander fue superado en esa escala por Iberdrola, que por primera vez se convirtió en el mayor grupo del Ibex 35 por peso, con un valor en bolsa de más de 60.000 millones.

Solo Inditex supera en tamaño tanto a Santander como a Iberdrola con sus 90.000 millones. segundo en capitalización absoluta por detrás de Inditex. En el caso de la textil, a efectos de construir el índice por parte de su propietario BME, no se tienen en cuenta las acciones en manos de Amancio Ortega e Inditex solo está representado en un 60%.

En el caso de BBVA, el banco que dirige Carlos Torres bajó de categoría bursátil en el Ibex 35 durante la tercera semana de julio cuando Amadeus le superó tanto en ponderación como el capitalización bursátil absoluta. La entidad financiera se sitúa en positivo en lo que va de año (+4%) y supera los 31.000 millones de valor en bolsa, 1.400 más que Amadeus.

El último arreón bursátil de los dos grandes bancos se ha producido en una jornada clave para el sector en España, que vive pendiente de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sobre la nulidad de las hipotecas referenciadas al índice IRPH, un invento doméstico que ha encarecido la financiación a los clientes que las contrataron. Sin embargo, este martes solo se conoció la opinión del abogado general del TJUE y queda pendiente que se confirme más adelante.

Pero más allá del IRPH, la banca está obsesionada de lo que diga Draghi porque se juega su supervivencia. El BCE anunciará las condiciones definitivas de su enésima inyección de liquidez a los bancos. La nueva barra libre, conocida como TLTRO III, se prolongará durante dos años y permitirá a las entidades la devolución del anterior TLTRO II.

Sin embargo, la clave volverá a estar en la penalización que aplique el BCE a la liquidez ociosa que los bancos se habían acostumbrado a depositar en el propio banco central. En su última reunión, la autoridad monetaria mantuvo en el 0% los tipos de interés y en el -0,4% la facilidad de depósito (tipo penalizador a la banca).

Hay división entre los analistas sobre si Draghi y el resto de gobernadores incrementará esa penalización (al -0,5%), o acompaña la decisión con medidas de alivio como puede ser un escalonamiento (tiering) en esa tasa en función del destino de la liquidez.

Los inversores y, en especial, los accionistas de los bancos también esperan que el BCE detalle cómo será su nuevo bazuca (programa de compras de activos) después de que este verano se haya especulado con la posibilidad de que se extienda más allá de la deuda pública y los bonos privados de alta calidad. Entre las posibilidades sobre la mesa está la incorporación de las acciones o que ponga el foco en bonos bancarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios