Caída acumulada del 24%

'Annus horribilis' para la banca del Ibex: pierde 41.200 millones de capitalización

La sentencia del Supremo ha vuelto a poner al sector en el ojo del huracán, Banco Sabadell, Bankia y Bankinter los más castigados en la sesión.

Banca

La sentencia del Tribunal Supremo que fija que es la banca y no los compradores la que tiene que hacer frente al pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) ha generado una nueva tormenta en torno a un sector que ha sufrido un fuerte varapalo en lo que llevamos de año. Esta noticia, sumada a un nivel de tipos históricamente bajos que ha afectado directamente a su línea de flotación, a su negocio, así como el órdago fiscal de Italia o la crisis de los emergentes, llevan a las entidades cotizadas a perder ya 41.200 millones de euros de capitalización en bolsa desde comienzos de año. 

La sesión de este jueves ha sido especialmente difícil para las entidades que han perdido un 5% de media, o lo que es lo mismo, han volatilizado más de 5.000 millones en capitalización. Las firma más castigada del selectivo español ha sido Banco Sabadell que ha perdido cerca de un 6,7%, seguido por Bankinter que ha caído un 6,27% y en tercer lugar Bankia que ha cedido en la jornada bursátil un 5,11%. Por su parte, las tres entidades más grandes, Caixabank (-4,54%), BBVA (-2,7%) y Banco Santander (-2,05%) han amortiguado más el golpe, aunque también han sufrido una importante penalización.

El varapalo del Tribunal Supremo afecta al sector bancario por dos vías: en primer lugar, al tratarse de un impuesto sobre el porcentaje de la hipoteca, el importe cobrado (a su vez el que se debe devolver) será más alto a medida que la cantidad sea mayor. Las entidades con préstamos para viviendas medios más altos son Banco Sabadell, Bankia y Bankinter, por ello también son estos mismos valores los que más han castigado los inversores. 

El segundo elemento clave en la resolución del alto tribunal español es la geografía en la que se han otorgado las hipotecas, ya que el gravamen aplicable oscila dependiendo de las comunidades autónomas del 0,5 al 1,5%. Por el momento, el mayor número de demandas se concentran en Andalucía, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana, zonas donde Sabadell, Bankinter y Bankia, de nuevo, tienen una gran parte de sus préstamos para viviendas.

"Ajustando el riesgo en función del tamaño de la hipoteca y la distribución geográfica de los clientes, Bankinter, Bankia y Sabadell serían las entidades más impactadas", concluye Gonzalo Eguiguren, analista de Mirabaud Securities. Por otro lado, las entidades más pequeñas cotizadas, Unicaja (-5,34%) y Liberbank (-6,76%), están sufriendo también un fuerte correctivo. La razón que esgrimen desde Renta 4 es que se debe a que los inversores están penalizando a "aquellas entidades que cuentan con un mayor peso del crédito hipotecario en sus balances, como es el caso de Liberbank".

Pese a que los menos castigados han sido Santander y BBVA en está ocasión, ambas se sitúan en lo más alto del ranking en volumen de pérdidas en lo que va de año. El desplome en este 2018, superior al 27% en el caso de BBVA y del 25, para las dos se debe a las turbulencias en los emergentes, fundamentalmente a Turquía y a Brasil, y al órdago fiscal lanzado por Italia a la Unión Europea. La entidad cántabra pierde más de 21.000 millones de capitalización, mientras que el BBVA se ha dejado por el camino 13.049 millones. Mientras que en términos porcentuales Banco Sabadell ha cedido más de un 28%, siendo la peor entidad en lo que va de 2018 en bolsa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios