En el mercado de futuros de Chicago

La epidemia de peste porcina en China mantiene en vilo la cotización del cerdo

La cabaña de cerdos chinos se ha reducido un 30% a raíz de esta enfermedad, que es inocua para el ser humano

La epidemia de peste porcina en China mantiene en vilo la cotización de los futuros del magro de cerdo
La epidemia de peste porcina en China mantiene en vilo la cotización de los futuros del magro de cerdo / Pixabay

La epidemia de peste porcina africana en China, una enfermedad que es inofensiva para el ser humano, pero mortal para los animales, lleva camino de convertirse en una pandemia y su extensión a lo largo del mundo -desde África a Asia- está afectando y mucho a la cotización de los futuros del magro de cerdo o 'lean hog'. De momento, el mal se ha cebado con la cabaña de cerdos en el gigante asiático que se ha reducido en un 30% de una tacada

Con estas cifras y la previsión de Rabobank de que 200 millones de cochinos sean sacrificados en el país asiático o mueran a causa de la enfermedad este año, el magro de cerdo se ha disparado más del 61% en el año, muy por encima del 45% que escala el crudo ligero West Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos; del 38% que se revaloriza el Brent o del 11% que se encarece el paladio, al que los motores de los vehículos híbridos han dado un nuevo espaldarazo.

El 'lean hog' se sitúa en cabeza en la liga de las 25 materias primas que forman el índice S&P GSCI Spot, superando al sector de la energía, tal y como explica Juan Ignacio Crespo, asesor de Multiciclos Global Renta 4, y la situación actual lleva a pensar que su potencial puede no estar agotado. 

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) prevé que la producción de cerdos en China descienda este año a su menor nivel en los últimos 17 ejercicios. Además, el inventario se reducirá un 18% interanual hasta sus mínimos en tres décadas. Actualmente, el gigante asiático produce y consume casi la mitad de la carne de cerdo del mundo.

El año pasado, China produjo 54 millones de toneladas de carne de porcino, una cantidad insuficiente para abastecer su propio consumo, que alcanzó los 55 millones (es casi seis veces superior al de Estados Unidos) y que representa más de la mitad del comercio mundial de este producto al año. El país podría incrementar en 2019 sus importaciones de cerdo alrededor del 41% y buena parte de esos 2 millones más de toneladas de producto provendrán de Europa, Brasil y Canadá.

Desde el organismo estadounidense explican que esta materia prima está también muy afectada por la contienda comercial que mantienen las dos principales potencias del mundo, cuyas conversaciones avanzan de momento por buen puerto. El hecho está en que Pekín fijó un arancel del 62% sobre la carne de cerdo estadounidense.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios