Apuesta por el ladrillo

La familia Puig eleva al 5,7% Colonial y se erige en el cuarto socio de la inmobiliaria

Los mayores perfumeros en España mantienen una inversión de 260 millones de euros en la socimi y solo les supera Qatar, Finaccess y la familia Santos.

Juan José Brugera y Perez Viñolas, presidente y CEO de Colonial.
Juan José Brugera y Perez Viñolas, presidente y CEO de Colonial. / L. i.

La familia Puig ha elevado hasta el 5,70% su participación en Colonial, desde el porcentaje del 5,1% que hasta ahora mantenía en la socimi de edificios de oficinas de Madrid, Barcelona y París. Los propietarios de la firma de moda y perfumería refuerzan de esta forma su posición en la socimi, segunda mayor cotizada por el valor de sus activos, en cuyo capital desembarcaron a comienzos de 2017.

Los Puig, a través de su firma Inmo, cuentan con 29 millones de acciones de Colonial, representativas del 5,708% de su capital, valoradas en unos 260 millones de euros, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A los actuales precios de mercado, esta participación se convierte en una de sus principales inversiones patrimoniales fuera del negocio familiar.

La familia Puig notifica su aumento de participación unos meses después de que el fondo soberano de Qatar se erigiera en primer accionista de referencia de Colonial al hacerse con el 20,2% de su capital mediante un canje de acciones de esta firma y de su filial gala Société Foncière Lyonnaise (SFL). El resto de socios de la socimi son el grupo mexicano Financcess, con una participación del 18%, la familia colombiana Santos con un 7,3% y BlackRock con otro 3%.

Colonial, que el pasado año fusionó la también socimi Axiare, contaba a cierre de 2018 con una cartera de edificios de oficinas repartidos en el centro de París, Barcelona y Madrid valorada en 11.348 millones de euros, un 22% más que en 2017, un 8% en caso de descontar el 'efecto Axiare'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING