"Incertidumbre extremadamente elevada"

La Fed alerta de daños "permanentes" si hay rebrote del Covid-19 a final de 2020

El banco central alerta de la incertidumbre “extremadamente elevada” por el coronavirus y potenciales daños permanentes.

Powell sigue los pasos de Greenspan y Bernanke en movimientos sorpresa de tipos.
Powell se enfrenta a una crisis mayor que Greenspan y Bernanke. / L. I.

Se ha puesto en lo peor. La Reserva Federal (Fed) pasó a la acción para rescatar a la economía del colapso del coronavirus ante la preocupación sobre daños duraderos e, incluso, "permanentes" sobre el empleo y la inversión empresarial como consecuencia de la pandemia de la Covid-19. “Los participantes comentaron que, además de pesar mucho sobre la actividad económica en el corto plazo, los efectos económicos de la pandemia crearon una cantidad extraordinaria de incertidumbre y riesgos considerables para la actividad económica en el medio plazo”, según el acta de la reunión que se produjo el 29 de abril.

Una segunda ola, según la Fed, también podría desalentar a las empresas a realizar inversiones de capital y volver a contratar trabajadores, convirtiendo el problema de desempleo temporal en algo duradero. En cuanto a otras amenazas específicas, el resumen de la reunión señaló la vulnerabilidad al sector bancario y la posibilidad de quiebras de empresas no financieras. También apuntaron el peligro de que los altos niveles de desempleo se mantengan en el tiempo.

La Fed consideró que una proyección más pesimista no debía ser descartada que el pronóstico inicial sobre la crisis, a la luz de la incertidumbre y los riesgos a la baja asociados con la evolución del brote de coronavirus. En este escenario, se tiene en cuenta la posibilidad de una segunda ola del brote de coronavirus, con otra ronda de restricciones estrictas sobre las interacciones sociales y las operaciones comerciales que puede producirse a finales de año, “lo que induciría una disminución del PIB real, un salto en la tasa de desempleo y renovadas presiones a la baja sobre la inflación el próximo año”.

Después de reducir tipos de forma apresurada a casi cero en marzo, cuando la pandemia de coronavirus estalló en Europa y EEUU, el Comité Federal de Mercado Abierto votó en abril por mantener el precio del dinero en el rango entre 0% y 0,25%, y no moverla hasta que la recuperación esté firmemente establecida. La Fed desplegó además una serie de herramientas enfocadas a evitar un colapso financiero como programas de crédito, compra de deuda o líneas de liquidez en dólares. Los gobernadores del banco central acordaron que la crisis actual no tiene precedentes y la respuesta debe ser distinta.

"Incertidumbre extremadamente elevada"

“La incertidumbre con respecto a los efectos económicos del brote de coronavirus fue extremadamente elevada (...) El comportamiento histórico de la economía estadounidense en respuesta a los shocks económicos pasados ​​proporcionó una guía limitada para emitir juicios sobre cómo podría evolucionar la economía en los próximos trimestres”, explica la autoridad monetaria en su registro de la reunión.

La recesión económica, que será la peor en la historia de Estados Unidos en el segundo trimestre, “recaería desproporcionadamente en los hogares más vulnerables y con limitaciones financieras de la economía”. Además de reducir las tasas, la Fed ha instituido una gran cantidad de programas de préstamos y liquidez dirigidos al funcionamiento del mercado y la obtención de capital para empresas y particulares. Los funcionarios del banco central dijeron que esas medidas continuarán y que pueden tomarse medidas adicionales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING