Reunión del BCE este jueves

La guerra comercial de EEUU reforzaría al BCE a mantener su política acomodaticia 

Si el escenario invitaba a que el Banco Central Europeo mantuviera el statu quo, la entrada de Donald Trump en escena reforzaría esta decisión. 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi
El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi. / EFE

Donald Trump ha prendido la mecha para una batalla comercial. El presidente de EEUU anunciaba fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio e incluso amenazaba a la Unión Europea, a través de Twitter, con la misma medida en la industria automotriz.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha alertado del riesgo de que la UE y Estados Unidos entren en una disputa comercial "seria", lo que supondría un fuerte varapalo no solo para la economía europea sino para la estadounidense. 

José Lagarto, director de análisis de Orey iTrade, ha destacado que "se han creado muchas expectativas en torno a un cambio en la orientación de la política monetaria del BCE, pero los últimos eventos podrían contribuir a que Mario Draghi mantenga inalterado su discurso y no cabe esperar ninguna retirada de medidas". 

Si por un lado el crecimiento económico en la Unión Europea podría permitir a Mario Draghi endurecer algo su discurso para dar detalles de futuras reducciones del programa de estímulos, lo cierto es que "hay otras referencias que invitan a pensar que no lo hará en la reunión de esta semana, pues la inflación continúa presionada y ligeramente por debajo de los objetivos del Banco Central y los últimos datos PMI europeos muestran signos de desaceleración". 

A nivel de acontecimientos políticos, la formación de gobierno en Alemania con el acuerdo entre el SPD y el CDU ha superado los temores de una crisis de gobernanza en la principal economía europea, sin embargo, el reciente resultado electoral en Italia vuelve a crear una cierta inestabilidad en Europa.

Finalmente, como factor externo tenemos el "creciente temor al surgimiento de una guerra comercial iniciada con el anuncio por parte de Donald Trump de aranceles sobre el acero y el aluminio. La dimisión de Gary Cohn, su principal consejero económico, que se oponía a estos aranceles aduaneros, hace aumentar los temores. Si las razones expuestas anteriormente ya parecen suficientes para que un BCE mantenga el actual statu quo, esta última puede reforzar esta decisión", ha destacado el experto.

De cara a la comparecencia de Mario Draghi, esperamos que mantenga su tradicional discurso de "paciencia". La reducción del programa de compra de activos y las expectativas de cambios en la política monetaria del BCE han impulsado las fuertes ganancias del euro/dólar en los últimos meses, pero si Draghi muestra sus temores en torno a la inflación, podremos ver algún retroceso en el euro/dólar. 

La guerra comercial de EEUU reforzaría al BCE a mantener su política acomodaticia

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios