Su mayor alza desde el 15 de noviembre

La libra responde con una subida del 2% al primer 'match ball' del Brexit duro

La divisa británica celebra la ajustada votación por la que el Parlamento británico ha descartado una salida sin acuerdo de la UE

La libra responde con una subida del 2% al primer 'match ball' del Brexit duro
La libra responde con una subida del 2% al primer 'match ball' del Brexit duro / Pixabay

La libra ha pisado el acelerador, al menos en primera instancia, para celebrar que el Parlamento británico votó anoche en contra de una salida sin acuerdo de la Unión Europea sean cuales sean las circunstancias. El resultado fue ajustado (apenas por cuatro votos de diferencia) y despeja solo en parte el horizonte en el corto plazo. Así, la divisa británica respondió con un avance del 2% en su cruce frente al dólar, colocándose por encima de 1,33 unidades; y se apreció un 1,6% frente al euro para recuperar las 1,17 unidades. Se trata de su nivel más elevado desde mediados de junio y la mayor alza desde el pasado 15 de noviembre.

En esta carrera de obstáculos en que se ha convertido el proceso hacia el Brexit no habrá ni que esperar 24 horas para toparse con el siguiente. Esta misma tarde la Cámara de los Comunes deberá pronunciarse sobre si pide o no una prórroga a Bruselas del Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Esto es, retrasar la fecha de salida prevista inicialmente para el próximo 29 de marzo para tratar de lograr que la desconexión se haga mediante un acuerdo con los Veintisiete. 

La incógnita está ahora en saber cuál será la naturaleza de esta prórroga, los motivos que expone Londres y si la Unión Europea los acepta. "En vista de que el Brexit duro ha pasado a ser una opción menos probable, la incertidumbre se ha reducido, pero lo cierto es que los activos británicos siguen sin gozar del favor de los inversores”, apunta Ben Lofthouse, responsable de Global Equity Income en Janus Henderson.

Lo cierto es que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete tienen una papeleta difícil y deberán desvelar sus cartas en la reunión que mantendrán a partir del próximo jueves, 21 de marzo. Los responsables de la Comisión Europea han mostrado su indignación tras hacerse público el dictamen del fiscal general británico, Geoffrey Cox, sellado por May y Bruselas, e el que aseguraba que el riesgo de que Reino Unido quede atrapado indefinidamente en una unión aduanera con la UE persiste. El hecho de que ese acuerdo sufriese otro revés en la votación del martes ha hecho saltar las dudas sobre si Bruselas estará dispuesta a conceder un aplazamiento del 'divorcio' y por cuánto tiempo.

Este retraso no resuelve el Brexit y "los problemas de liderazgo con respecto al debilitado gobierno de May pueden regresar", apunta David A. Meier, economista del Julius Baer. Por ello y desde su punto de vista las demandas para resolver el bloqueo político con elecciones anticipadas o a través de un segundo referéndum sobre el Brexit han cobrado fuerza. En este contexto, mantienen una perspectiva neutral a corto plazo en torno a la libra. "Nuestra perspectiva a largo plazo sigue siendo optimista, ya que esperamos más bien un impulso a un Brexit suave o un segundo referéndum durante la prórroga, que un Brexit sin acuerdo.

Desde ActivTrades descartan que tres meses más de aplazamiento (no se baraja en principio una prórroga más larga) vayan a servir para que las partes desbloqueen una situación que se mantiene estancada desde que los británicos votaron por abandonar la UE en junio de 2016. Por ello no descartan que Londres se vea en la obligación de repetir el plebiscito entre sus ciudadanos y ahí, el resultado poco tendría que ver con el que se produjo hace casi ya tres años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios