Por no bajar tipos

La lira se desploma: Erdogan pierde la paciencia y cesa al jefe del banco central

La divisa turca sufre un nuevo correctivo en los mercados después del descabezamiento del banco central.

Erdogan visits Turkish Military Academy
Erdogan  da un golpe de mano en el banco central del país / Archivo

En pleno debate sobre la independencia de los bancos centrales en EEUU (Trump-Powell) o en Europa (tras el nombramiento de Lagarde para dirigir el BCE), Turquía ha protagonizado un episodio extremo que está golpeando el valor de la lira en los mercados. La divisa turca cae cerca del 2% frente al dólar (5,7 unidades) y el euro (6,4 unidades) después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, haya cesado de forma inesperada el gobernador del banco central del país Murat Çetinkaya, que rechazó las presiones del mandatario para bajar los tipos de interés.

Çetinkaya, cuyo mandato expiraba el año que viene, ha sido sustituido por el vicegobernador, Murat Uysal, informó el Boletín Oficial del Estado. "Continuaré aplicando instrumentos de política monetaria independientes, centrados en la estabilidad de precios", señaló Uysal en un comunicado, en el que promete seguir con los objetivos monetarios marcados por la institución a principios de año.

La destitución de Çetinkaya se produce veinte días antes de un posible recorte de las tipos de interés -actualmente en el 24%- después de que la inflación interanual bajara esta semana al 15%, la cifra más baja en un año. "La tasa de interés en mi país es del 24 %, esto es inaceptable", señaló de nuevo Erdogan hace unos días. La volatilidad de la lira turca, que perdió cerca del 30 % de su valor respecto al euro en 2018, y el aumento de la inflación, que alcanzó el 25 % en octubre pasado, provocó varios desencuentros entre el gobernador y Erdogan.

Erdogan lleva años aseverando que "unos altos tipos de interés causan una alta inflación", una idea opuesta al consenso financiero, y ha llegado a calificar de "traidores" a los dirigentes del Banco Central por subir los tipos. Numerosos analistas han denunciado que la inacción del Gobierno y los intentos de Erdogan de inmiscuirse en la labor del Banco Central asustan a los inversores y frenan la llegada de divisas, imprescindibles para Turquía.

La destitución de Çetinkaya ha provocado críticas de exmiembros del Banco Central, que consideran que no es una buena idea destituir al gobernador antes de que termine el período de su cargo en 2020. "Quitar al gobernador del Banco Central de esta manera será un gran golpe para su estructura institucional, su capacidad e independencia", dijo su cuenta de Twitter Ibrahim Turhan, ex vicegobernador de la institución. En julio de 2018 Erdogan aprobó un decreto presidencial para poder designar o destituir a miembros del Banco Central, una de las prerrogativas que le concede el nuevo sistema presidencialista, que otorga poderes ejecutivos al presidente del país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING