Subidas en bolsa

Canopy, la mayor empresa de marihuana, se eleva en bolsa tras su llegada a España

La canadiense Canopy Growth anuncia la compra de la 'startup' alicantina Cafina y establecerá su base de operaciones en la Vega Baja del Segura.

Nueva Zelanda permitirá a las empresas productoras de marihuana comercializar sus productos
Canopy celebra en bolsa su aterrizaje en tierras españolas. / Pixabay

Canopy Growth Corporation, el mayor productor mundial de marihuana, se elevan en bolsa después de anunciar sus planes de expansión en España y la compra de una 'startup' agrícola en Alicante dedicada a la investigación de los usos industriales del cáñamo y la marihuana. Se trata de Cafina (Cáñamo y Fibras Naturales SL), una empresa alicantina creada en 2015 en la Vega Baja del río Segura junto a los municipios de Catral y Callosa del Segura. Las acciones Canopy, controlada por la empresa de bebidas alcohólicas Constellation Brands, subieron un 2% el martes.

No es un lugar casual: se trata de la llamada Ciudad del Cáñamo, que cuenta con un museo sobre la planta. "Desde la Edad Media existe un área (La Vega Baja del Segura), en la provincia de Alicante, cuya historia y economía están vinculadas al cáñamo, siendo su capital comercial Callosa de Segura. Esta ciudad, entre sus títulos, cuenta con “Ciudad del Cáñamo”. Fue el hogar de la mayor producción mundial de hilos, cuerdas y redes de cáñamo y en su oferta cultural tiene la "Escuela de Obras de Cáñamo", que enseña todo el proceso, desde el cultivo basado en semillas hasta la producción de hilos y cuerdas. También posee el único museo en el mundo dedicado a esta planta", según explica Cafina.

Una 'startup' de tres jubilados

Joaquín Parra, Eladio Aniorte y José Luis Ortiz, tres profesores jubilados, pusieron en marcha en 2015 un proyecto para explorar el cultivo y desarrollo del cáñamo para usos industriales y terapéuticos en la provincia de Alicante. Ahora, su pionera empresa acaba de ser adquirida por Canopy Growth por un importe millonario, pero que no se ha hecho público. No se obtuvieron comentarios sobre los detalles de la operación, anunciada por la compañía canadiense a través de un comunicado

El pasado año dieron un salto de gigante después de conseguir la pertinente licencia para la producción de esta planta, cuyo consumo todavía no es legal en España. Desde entonces, Cafina tiene a Xavier Delás Martínez como consejero delegado. La multinacional canadiense cuenta con una capitalización en bolsa ronda los 20.000 millones de dólares, el equivalente al tamaño con el que cuentan empresas del Ibex como Caixabank o más de tres veces el de la mayor cotizada con sede en la provincia: Banco Sabadell.

Fundada en 2014, Cafina tiene su sede en la provincia de Alicante en España. Con un equipo enfocado, la empresa alicantina creada en torno a la Universidad Miguel Hernández ya ha establecido un pequeño invernadero para la producción de cannabis medicinal relacionado con la investigación, además de centrarse en la I + D relacionada con los cultivos y la venta de semillas de cáñamo.

Cafina recibió su licencia general y de investigación en noviembre de 2018 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos de Salud (AEMPS) "y había recibido previamente una licencia de cáñamo que autorizaba el cultivo de cannabis sativa (<0.2% THC) y la extracción a pequeña escala de cannabinoides para fines de investigacion", según explica la empresa. Xavier Delas Martínez, consejero delegado de Cafina desde 2018, continuará administrando la filial española mientras Canopy Growth inyecta nuevos fondos millonarios en la empresa.

"Expansión en la soleada España"

La adquisición sienta las bases para que Canopy Growth amplíe su huella de producción europea a España, “una de las regiones de cultivo más ideales del mundo”, según el mayor productor mundial de marihuana. El grupo canadiense quiere complementar su campo de 40.000 metros cuadrados en Odense (Dinamarca), así como sus laboratorios en Tütlingen (Alemania). Cafina es una de las tres empresas en España autorizadas para cultivar, distribuir y exportar cannabis que contiene más del 0,2% de tetrahidrocannabinol (THC) para fines medicinales y de investigación, y lo hace hoy en un invernadero de apena 150 metros cuadrados. También tiene licencia para cultivar cáñamo.

"Con esta adquisición y la expansión planificada en España, Canopy Growth mejora su posicionamiento a largo plazo para atender la demanda en Europa de cannabis medicinal y productos relacionados", explica la empresa canadiense, que mantiene una alianza comercial con Alcaliber, el gigante del opio del multimillonario Juan Abelló, que produce flores de cannabis para Canopy bajo un acuerdo de suministro firmado en 2018. El grupo canadiense llegó a explorar su entrada en el capital, pero finalmente Abelló se decidió por el fondo británico GHO en una operación de más de 200 millones de euros.

"La operación de activos de producción múltiple dentro de Europa nos permitirá aumentar los ingresos en la UE sin restricciones de suministro (...) Esta adquisición estratégica en un entorno de producción escalable y de bajo costo diversifica nuestras capacidades de producción en Europa, similar a nuestro enfoque en Canadá, donde tenemos instalaciones de producción en siete provincias diferentes”, asegura Mark Zekulin, presidente ejecutivo Canopy Growth.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios