Tras la reunión de seguimiento

La posible baja de Mediaset evidencia la falta de recambios para 'subir' al Ibex 35

La futura fusión de Media For Europe (MFE) dejará con probabilidad una silla libre sin un claro aspirante al índice de referencia

Ibex 35, Bolsa
El Ibex 35 agrupa a las  35 empresas más relevantes de la bolsa. / EFE

Con la próxima integración de Mediaset España en Media for Europe (MFE), el grupo dueño de Telecinco y Cuatro se situará en la puerta de salida del Ibex 35, el índice de referencia de la bolsa española. El accionariado de la empresa sufrirá un cambio radical debido a la integración de Mediaset Spa (Italia) y su filial española que tendrá sede holandesa y cotizará en la Bolsa de Ámsterdam como mercado principal.

El accionariado proforma de la futura empresa reforzará el peso de Fininvest, sociedad de la familia Berlusconi, con algo más del 35,4% de los derechos económicos y el 47% del voto político; Simon Fiduciaria, holding vinculado a Vincent Bolloré, primer accionista de Vivendi, con el 15,3% de las acciones y el 20,8% del voto. La propia Vivendi mantendrá un 7,7% directo y 10,4% del voto político. Adicionalmente a estos accionistas, el fondo Península Capital de Borja Prado se acaba de posicionar como futuro accionista estable.

La consecuencia probable de la futura fusión será la pérdida del ‘free float’ (acciones que cotizan libres en bolsa) del que disfrutaba Mediaset España, que podría provocar su salida del Ibex 35 antes de final de año una vez se consume la fusión. Es una posibilidad real, pero los expertos lo descartan por el momento. "Media for Europe se va a convertir en la matriz y es la que va a cotizar en los dos mercados (España e Italia), así que entendemos que habrá simplemente un cambio de denominación", señala Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4.

La salida de otro valor de gran tamaño volverá a poner en aprietos a los gestores de los índices Ibex de Bolsas y Mercados Españoles (BME) y a un debate recurrente en los últimos años: ¿por qué cada vez hay menos candidatos a formar parte del principal índice de la bolsa española?

Bien por la falta de tamaño -para pertenecer al Ibex 35 se requiere una capitalización bursátil mínima del 0,3% de la suma del índice- o bien por la baja liquidez para el inversor -medida como actividad de compraventa de las acciones-, la dificultad para incorporar a nuevas empresas exclusivo club de bolsa ha llevado al comité de sabios que preside Mikel Tapia a realizar apuestas con mayor riesgo.

Una de ellas es la incorporación de la papelera Ence a finales de 2018 y su mantenimiento pese a que incumple las normas para seguir en el Ibex 35,  o el mantenimiento de empresas que no alcanzan el tamaño del 0,3% recomendado -que no obligatorio- en relación al resto del índice. "En cuanto a Ence, no vemos su salida. Acaba de ser la reunión de seguimiento y se ha optado por mantenerla en el Ibex", apunta Aguirre.

El criterio que más peso tiene a la hora de confeccionar el índice es la propia liquidez bursátil a la que aspiran la mayoría de compañías. El Ibex 35, como índice de referencia de la bolsa española, se convierte en el escaparate de las empresas cotizadas españolas de cara al mundo y para los grandes fondos de gestión pasiva o ‘hedge funds’ que son los que acaban multiplicando las cifras de actividad bursátil de las empresas cotizadas. España, sin embargo, parece fuera del foco de los grandes inversores como ha demostrado la reciente expulsión del Stoxx 50 de dos gigantes del historial y presencia como son BBVA y Telefónica.

Sin embargo, fuera del Ibex 35 cotizan algunos de los campeones nacionales que pertenecen a sectores como el alimentario con Ebro Foods, el industrial con Gestamp, la farmacéutica Almirall, el grupo logístico Logista, la empresa de seguridad Prosegur, el holding inversor Corporación Financiera Alba o la empresa de restauración Amrest. Las siete compañías citadas valen entre 2.800 y 2.100 millones de euros en bolsa, más que cinco componentes del Ibex 35: Mediaset, Ence, Indra, Viscofan o Ence.

¿Por qué falta liquidez en la bolsa española?

Las propias normas de BME, sociedad gestora de las bolsas y dueña de los índices Ibex, establecen criterios objetivos como el 0,3% de ponderación en el índice o que una empresa se coloque entre los 20 mayores grupos en bolsa. Sin embargo, estos grandes grupos apenas cuenta con actividad de inversores debido a la progresiva pérdida de relevancia de las bolsas españolas en el escenario europeo y mundial. La plataforma gestionada por Bolsas y Mercados (BME) va quedando aislada poco a poco en la carrera de fusiones del sector y de creación de grandes bolsas globales como Euronext, LSE, Nasdaq o Deutsche Boerse.

Un candidato evidente que nunca aparece en las quinielas del comité de sabios de BME es el grupo aeronáutico Airbus, con base francesa y más de 90.000 millones de euros de capitalización, supera en tamaño a Inditex, Telefónica, Santander y BBVA pero no forma parte del índice pese a que se considera una empresa francesa. No obstante, uno de sus accionistas de referencia es el Estado español a través de la SEPI, además de que se trata de unas empresas que más empleo y proveedores (Alestis, Aernnova) tiene en España.

Coca-Cola European Partners es el otro gigante que ocupa una posición de privilegio en la bolsa española con sus más de 23.000 millones de euros de capitalización en bolsa. Se encuentra en el Top 10 de la bolsa por delante de empresas como Repsol, Ferrovial, Arcelor Mittal o Caixabank, entre otras. El fabricante de refrescos está participado en un 34% por Olive Partners, un holding de grandes fortunas españolas como los Daurella, Gómez Trenor o Sánchez-Comenge, y The Coca-Cola Company (18%), el inventor de estos refrescos.

Ahora en Portada 

Comentarios