Por el caos de la ruptura

La verdad incómoda del Brexit: su banco central se prepara para elevar los tipos

Las tensiones vinculadas al caos político que vive el Reino Unido están elevando el riesgo de una fuga de capitales.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ofrece una rueda de prensa en las oficinas del Banco de Inglaterra en Londres, Reino Unido, hoy, 2 de agosto de 2018. El Banco subió hoy los tipos de interés del 0,5 % al 0,75 %, el nivel más alto desde
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. / l.I.

Releyendo a Draghi. El banquero más influyente en el escenario monetario alertó la semana pasada que en el seno del Banco Central Europeo (BCE) se está discutiendo la posibilidad de bajar tipos e, incluso, reactivar las compras de deuda (QE) para aliviar la tensión que está generando la guerra comercial de los EEUU de Donald Trump con China, México, Japón o Europa, entre otros.

El ‘guardián del euro’ dio además otra pista sobre los planes opuestos que se están gestando al otro lado del Canal de la Mancha: Reino Unido estudia cómo subir sus tipos de interés, que se encuentran en el 0,75% desde agosto de 2018. El banco central que dirige Mark Carney se reunirá la semana que viene (20 junio), un día después de la Fed y una semana antes de que se reúnan los países del G-20 con el impredecible Trump como gran protagonista bajo los focos.

Evolución de la libra y de los tipos en Reino Unido.

“Estamos hablando de diferentes jurisdicciones, diferentes entornos económicos, por lo que los bancos centrales reaccionan a sus situaciones económicas. Por ejemplo, creo que la declaración de hoy (jueves 6 de junio) del Banco de Inglaterra señala que tal vez sea necesario un aumento de las tasas en un futuro próximo”, respondió Draghi ante las preguntas de la prensa sobre por qué el BCE no bajaba los tipos de interés después de que Australia y Nueva Zelanda lo hiciesen, o la propia Fed apuntara en esa dirección en un discurso de su gobernador, Jay Powell.

Cada jurisdicción es diferente y creo que la discusión de hoy muestra exactamente este punto; que hay confianza en la base actual, pero también un claro reconocimiento de los riesgos. El comienzo es una discusión sobre qué hacer, uno de los cuales es exactamente reducir las tasas de interés aún más, si se materializasen las contingencias más adversas”, dijo el banquero central. 

El 'corralito' de Woodford

Una de esas señales se produjo días antes con la caída de uno de los mayores fondos de inversión de Reino Unido: el de la gestora Woodford. La baja liquidez de sus inversiones y la elevada exposición a pequeñas y medianas compañías provocaron una avalancha de reembolsos de varios grandes clientes que la gestora de fondos no pudo afrontar en un fondo de más de 4.000 millones de euros de patrimonio.

Sin embargo, fuentes de la industria de fondos señalan que se está produciendo un ligero aumento de la apreciación del riesgo para el dinero en libras frente a otras divisas como el euro. Entre las órdenes de retirada de fondos de Woodford -que provocaron su caída- se encuentran fondos de pensiones estadounidenses que no han aguantado mucho más ante la proximidad de un Brexit duro en Reino Unido.

El caos que está provocando el proceso del Brexit y la falta de visibilidad en el proceso comienza a generar tensiones cada vez más importantes en el área libra. La autoridad monetaria que dirige Carney mantiene una estrecha relación y comunicación permanente con Draghi en el marco de este proceso, que puede desatar tensiones de liquidez y un ‘shock’ financiero. El Reino Unido elevó las tasas de interés del 0,5% al 0,75% en agosto de 2018, la segunda vez desde la crisis financiera de 2008.

Riesgo inflacionario

Las voces sobre una subida de tipos de interés en Reino Unido no han llegado de fuera, sino desde el mismo consejo de gobierno del Banco de Inglaterra. Andy Haldane, economista jefe del banco central, dijo en un artículo de opinión el pasado sábado en 'The Sun' que se acercaba el momento de cuando "un pequeño aumento en las tasas sería prudente para eliminar cualquier riesgo inflacionario".

En este sentido, Michael Saunders, miembro del consejo de gobierno del banco central, reforzó la postura de su economista jefe en un discurso pronunciado este lunes en la Universidad de Southampton. "Probablemente tendríamos que volver a algo como una postura neutral antes de lo que proyectan los mercados (....) Quiero subrayar que el MPC (Banco de Inglaterra) no necesariamente tiene que mantener las tasas en espera hasta que se resuelvan todas las incertidumbres del Brexit", auguró Saunders, que desveló así que votará la semana que viene.

Ahora en Portada 

Comentarios