Rol en la recuperación

Lagarde pide más fusiones entre bancos y alerta contra la retirada de estímulos

El Banco Central Europeo (BCE) considera necesario evitar la retirada prematura de las medidas de apoyo adoptadas para hacer frente al impacto de la pandemia porque harían descarrilar la recuperación.

.
.

El Banco Central Europeo (BCE) considera necesario evitar la retirada prematura de las medidas de apoyo adoptadas para hacer frente al impacto de la pandemia, aunque ha señalado que, a nivel nacional, estas deberían ser temporales y estar dirigidas al apoyo de empresas estructuralmente solventes, según ha señalado la presidenta de la entidad, Christine Lagarde.

"Debemos protegernos contra la retirada prematura de estas medidas de apoyo", advierte la banquera central en una entrevista con 'Harvard International Review', donde afirma que el paquete de medidas implementado por las autoridades nacionales, europeas y el BCE han contribuido a evitar una recesión aún más profunda y una crisis de crédito que habría dejado profundas y duraderas cicatrices en la economía.

En este sentido, Lagarde destaca que los cálculos del banco central apuntan a que unos 13,5 millones de personas se encuentran actualmente acogidas a distintos programas de retención de empleo en la zona del euro, lo que supone alrededor del 8% de la población activa de la región y por encima de los 12,8 millones de desempleados en julio, el 7,9% de la población activa.

"Estos esquemas han evitado con éxito un aumento a gran escala del desempleo", celebra la francesa, aunque admite que "el ajuste del mercado laboral aún no se ha completado" y se espera un aumento significativo de la tasa de desempleo durante los próximos trimestres, en particular en los sectores más afectados por la crisis. Según las proyecciones macroeconómicas más recientes del BCE, publicadas el pasado mes de septiembre, la institución prevé que el desempleo aumente del 7,3% en el primer trimestre de 2020, al 9,5% en 2021 y baje al 8,8% en 2022.

Asimismo, la ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) subraya que, a pesar de que la pandemia es un shock global, su impacto local será desigual, como refleja que la pérdida de PIB en el primer semestre de 2020 haya oscilado en la zona euro entre más del 22,7% en España y menos del 11,5% en Alemania como consecuencia tanto de la gravedad del brote, como del diseño de la respuesta nacional, de la estructura económica, de la actividad sectorial, así como de la capacidad de absorción fiscal y de la resiliencia de los sectores empresarial y financiero.

Más fusiones

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, apostó este miércoles por continuar con las fusiones bancarias en la zona euro, tanto nacionales como transfronterizas, para reforzar el sector frente a sus competidores exteriores. "Una mayor digitalización y consolidación, nacional o interfronteriza, reforzaría a los bancos de la zona euro", afirmó en una intervención por vídeo en un foro celebrado en París sobre la recuperación económica tras la pandemia.

La responsable del BCE señaló que los bancos de la eurozona tienen un peor índice coste/eficiencia, hasta diez puntos superior al de las entidades de Estados Unidos o de los países nórdicos. Destacó que el sector bancario es uno de los pilares fundamentales en los que debe basarse la recuperación económica europea tras la crisis causada por la pandemia, ya que es la principal fuente de financiación de las pequeñas y medianas empresas, que son "la columna vertebral de nuestra economía".

Lagarde insistió en que para favorecer la recuperación es importante desarrollar los mercados de capitales interfronterizos de la eurozona como otro elemento, aún por materializar, que daría fortaleza a la economía. "Aún no tenemos un mercado único de capitales en la zona euro", lamentó, por lo que reclamó al Parlamento Europeo que haga "progresos rápidos" en la aplicación del plan de acción financiera presentado por la Comisión Europea.

En su discurso también pidió impulsar la profundización de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA). Lagarde recordó, además, la labor del Banco Central Europeo en los últimos meses para afrontar la crisis creada por la pandemia, y calculó que "más de un millón de europeos habrían perdido sus empleos" sin las medidas de estímulo tomadas por la entidad, especialmente el aumento del volumen de compra de deuda.

Mostrar comentarios