Sin cambios en los tipos

Lagarde ve menos tensiones comerciales y cree que el 'tiering' a la banca funciona

El BCE lanza la revisión de su estrategia de política monetaria desde 2003, con “mente abierta” y la concluirá al final de 2020.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (izda), conversa con el presidente del BCE, Mario Draghi.
 Lagarde mantiene, de momento, el cuadro de tipos de Draghi.

'Mente abierta'. El Banco Central Europeo (BCE) ha dado por lanzada este jueves la revisión de su política monetaria, proceso largo y complejo que concluirá a finales de este año y augura que escuchará a todos: “Todos los puntos de vista serán bienvenidos”, dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en la rueda de prensa posterior a la reunión de los gobernadores. El banco central mantuvo sin cambios los tipos de interés en el 0% y el plan de recompra de activos en 20.000 millones de euros mensuales que está en vigor desde el pasado otoño.

Sin dar ningún tipo de detalle o avance, Lagarde dio algunas pistas de la nueva filosofía qu seguirá el BCE. La nueva hoja de ruta comprenderá desde la definición de inflación a cómo se calcula y abarcará "el conjunto de instrumentos de política monetaria, el análisis económico y monetario y las prácticas de comunicación", según explica el banco.

"Como era de esperar, esta reunión fue amplia en revelaciones futuras y cambios estratégicos, pero sin acción. El presidente Lagarde presentó una declaración que en su mayoría no cambió desde la reunión anterior, salvo por algunos ajustes al alza marginales al lenguaje del crecimiento y la inflación esperados", puntualiza Andrew Mulliner, gestor de Janus Henderson, que considera que no se sabrá mucho más de la revisión de la política del BCE hasta que la presenten al final de 2020.

La actual estrategia de política monetaria se adoptó en 1998 y algunos de sus elementos se modificaron en 2003, pero desde entonces, “la economía del euro y mundial han venido experimentando cambios estructurales profundos", señala el organismo sin dar más detalles. "No podemos operar como lo hicimos en 2003, lo que no significa que tengamos que cambiar esto, aquello y lo otro, pero tenemos que analizar de manera exhaustiva la efectividad de nuestra política", dijo.

Preocupada por los bajos tipos

Según Lagarde, “el acuerdo comercial entre EEUU y China ha reducido ligeramente la incertidumbre, pero es necesario evaluar el impacto sobre la base neta para la zona del euro”. Sin salir del plano político, la guardiana del euro volvió a dar la bienvenida a los movimientos de los gobiernos europeos en política fiscal para reforzar el crecimiento, aunque recordó que hay países “donde la deuda pública es alta y deben seguir políticas prudentes para cumplir con los objetivos de equilibrio [presupuestario]”, en referencia a España, Italia, Grecia o Portugal.

"Me preocupan las bajas tasas porque se basan en un bajo crecimiento. Preferiría tener un crecimiento mucho más alto, tasas más altas... Pero esta no es la situación que tenemos en este momento. Vamos a ver los posibles efectos secundarios de las bajas tasas como parte de nuestra revisión de estrategia", aseguró la máxima económica autoridad del euro. No obstante, en relación al efecto de los tipos negativos sobre la banca, Lagarde considera que el ‘tiering’ (que despenaliza la liquidez ante la tasa de depósito del -0,5%) está funcionando. "El sistema de niveles [tiering] ha demostrado ser efectivo, no hay dudas al respecto", apuntó. En este sentido, hay que recordar que el BCE ha realizado una subasta de liquidez con el nuevo sistema y adjudicó 100.000 millones a los bancos del euro.

Cambio climático

La presidenta del BCE aseguró durante la comparecencia que el cambio climático también será analizado en la revisión estratégica de tipos, en referencia a la posibilidad de que se facilite la financiación a proyectos relacionados con las infraestructuras y energías renovables. "Sobre el cambio climático, sé que tendremos un debate sobre si debería ser el papel de los bancos centrales. También soy consciente del peligro de no hacer nada. (...) El cambio climático es responsabilidad de todos, donde sea que él o ella esté para combatir el cambio climático y los riesgos para la biodiversidad", señaló Lagarde durante su comparecencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING