Tokio se deja un 2%

Las bolsas asiáticas prolongan las caídas al extenderse el Covid-19 fuera de China 

Irán coronavirus
Irán coronavirus / Efe

Nueva jornada con los recortes como protagonistas en buena parte de los mercados asiáticos. La extensión del coronavirus fuera de China, donde sí se va frenando el número de contagios y de fallecimientos, hace temer por el impacto económico de una enfermedad que se está haciendo sentir ya en la escasez de suministros en la cadena de producción. Eso lleva de nuevo a los inversores a optar por deshacer posiciones en renta variable y activos que conlleven más riesgo en este momento, como el petróleo. Los futuros avanzan una jornada de recortes importantes en Europa y Wall Street.

A esta hora, el Nikkei de Tokio retrocede un 2,13% y pierde los 22.000 puntos, por lo que regresa a niveles del pasado mes de octubre. La bolsa de Taiwán retrocede un 1,24%, el Kospi surcoreano se deja un 1% y el recorte ronda las siete décimas en el caso del Sidney o del Hang Seng de Hong Kong. Shanghái cotiza con un suave descenso, prácticamente en tablas, mientras que también en China el tecnológico Shenzhen avanza alrededor de seis décimas cuando una parte de las fábricas del país están tratando de volver a los niveles normales de producción.  

Pero el temor de los inversores está ahí y el hecho de que los nuevos casos de la enfermedad se estén acelerando en Corea del Sur, sobre todo, y de que estén avanzando en Italia, Irán y ahora también en EEUU, Brasil o España, está generando todo un movimiento hacia los activos considerados tradicionalmente como refugio, para tratar de protegerse en la medida de lo posible del impacto del Covid-19 en los mercados.

Así el bono estadounidense a 10 años ha llegado a tocar nuevos mínimos históricos de rentabilidad por debajo del 1,3%; y la cotización del oro aumenta al mismo tiempo hasta los 1.651 dólares por onza. Sigue ejerciendo también de paraguas el dólar, aunque ha moderado algo su fortaleza en relación al euro. El cruce entre ambas divisas queda fijado en 1,0916 unidades.

Por el contrario, el petróleo sigue viéndose penalizado. Los futuros del Brent para entrega en mayo, referencia en Europa, retroceden cerca del 1,5% hasta los 52,05 dólares por barril, mientras que los del crudo ligero West Texas lo hacen en la misma medida hasta los 48 dólares. En el caso del Brent hablamos de su nivel más bajo desde principios de julio de 2017; el crudo Texas sí que llegó a retroceder a estos niveles a finales de 2018 a causa de las tensiones arancelarias y el temor a una recesión a nivel global.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING