En el límite entre nivel bajo y medio

Las caídas de la bolsa han estresado los mercados hasta máximos en doce meses

Relacionado con el episodio de turbulencias en la bolsa estadounidense, en los que la fortaleza del empleo cambiaron las expectativas de inflación. 

Estrés mercados financieros

El estrés de los mercados financieros españoles, que se había mantenido en niveles muy reducidos desde hacía varios meses, ha repuntado con fuerza en los primeros días del mes de febrero. El indicador se ha situado en los 0,27 puntos, la frontera que separa el nivel de estrés bajo y medio, tal y como puede observarse en el gráfico superior, por lo que alcanza máximos en los últimos doce meses. 

Este incremento está relacionado con el episodio de turbulencias que se inició en esos días en los mercados de renta variable estadounidense, en los que la fortaleza del empleo y el aumento de los salarios originaron un cambio en las expectativas de inflación de aquella economía y, en consecuencia, en el proceso de subidas de tipos interés. Estos hechos repercutieron en las bolsas europeas, que acusaron fuertes caídas de las cotizaciones e incrementos significativos de la volatilidad. El indicador de estrés de los mercados financieros españoles mostró así repuntes en los segmentos de renta variable, derivados y tipos de cambio.

Aun así, la CNMV en su 'Nota de Estabilidad Financiera e indicador de estrés de los mercados financieros españoles' ha destacado que "eventuales cambios en las expectativas de inflación o revaluaciones de los riesgos financieros podrían afectar a los mercados en los próximos meses". 

Los mercados financieros españoles mostraron un comportamiento positivo durante el año pasado y el mes de enero de este año, sobre la base de un crecimiento económico sólido y más equilibrado que en fases expansivas anteriores. Las incertidumbres originadas por la crisis en Cataluña no dieron lugar a un repunte significativo del estrés en los mercados en 2017, pero sí se observó una disociación notable entre la
evolución de la bolsa española y las europeas, que se atenuó en el primer mes de 2018.

La evolución alcista del Ibex 35 de comienzos de año se truncó en febrero como consecuencia de las turbulencias en los mercados estadounidenses, que anularon las ganancias iniciales y dieron lugar a unas pérdidas acumuladas del 4% (-5,1% el Euro Stoxx 50, -6,3% el Dax alemán y -4,4% el Cac francés). Por su parte, la prima de riesgo de la deuda soberana española se ha reducido significativamente en lo que va de año (hasta los 68 puntos básicos) al beneficiarse de la mejora del rating publicada por Fitch y no se ha visto afectada por las turbulencias mencionadas con anterioridad.

Los riesgos más relevantes que siguen observándose sobre los mercados financieros son los de mercado y de liquidez, especialmente en algunos segmentos de renta fija corporativa. Además, en el actual contexto prolongado de bajos tipos de interés que existe en Europa conviene tener presente la posibilidad de que algunos inversores, con el fin de obtener una mayor rentabilidad, puedan estar adquiriendo activos demasiado arriesgados para su perfil. El espectro de estos activos es muy amplio y contempla acciones, deuda high yield y, más recientemente, activos de riesgo mucho mayor como, por ejemplo, las criptomonedas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING