Cae un 12,81%

Las huelgas pasan factura a Ryanair: recorta previsiones y se hunde en bolsa

La aerolínea de bajo coste ha rebajado sus estimaciones de beneficio en 150 millones, por lo que espera ganar entre 1.100 y 1.250 millones. 

Evolución de Ryanair en bolsa

Ryanair no levanta cabeza en bolsa. La aerolínea de bajo coste irlandesa se ha enfrentado a un año complicado en el que las huelgas han sido la tónica dominante, lo que ha penalizado sus cuentas empresariales y ha obligado a la propia compañía a reducir un 12% su estimación de beneficios, lo que en el argot económico se conoce como un 'profit warning'. 

La aerolínea irlandesa ya solo ganará entre 1.100 y 1.200 millones de euros, cuando la previsión anterior era que alcanzara 150 millones más. Un varapalo que ha provocado que los inversores apuesten por vender sus acciones. La compañía se ha desplomado un 12,81% en bolsa, hasta alcanzar los 11,43 euros por título, mínimos de octubre de 2016 y a escasos céntimos de su nivel más bajo desde abril de 2015. 

Además, por si fuera poco, la aerolínea presidida por Michael O'Leary ha reconocido que el castigo podría ser mayor. Las últimas huelgas han provocado nuevos vuelos y la propia compañía no descarta recortar nuevamente sus previsiones de ganancias para este curso. 

De hecho, la última crisis de la aerolínea de bajo coste provocaba la cancelación de 190 vuelos el viernes pasado, tras anunciar sus tripulantes de cabina una hornada de paros en España, Bélgica, Holanda, Portugal, Italia y Alemania. La compañía calculaba que en torno a 30.000 viajeros se veían afectados, aunque aseguraba que ha hecho procesos significativos en las negociaciones con sus sindicatos. 

La compañía anunciaba el recorte de sus previsiones y destacaba que "la confianza de los clientes, las reservas futuras y las tarifas del tercer trimestre se han visto afectadas, sobre todo entre octubre y Navidad, en los cinco países en los que se han producido las huelgas de manera continuada". Todo ello, ha provocado que la aerolínea recortara su capacidad en invierno (en un 1%), como respuesta a las "tarifas más bajas, el mayor precio del crudo y los mayores costes", según señalaba su presidente, Michael O'Leary. 

A las huelgas se le ha unido otro enemigo: el petróleo. El precio del 'oro negro' cotiza en máximos de cuatro años al sobrepasar el Brent, de referencia en Europa, la cota de los 83 dólares por barril. Además, las previsiones apuntan a que este rally alcista podría continuar durante los próximos meses ante el acuerdo de los productores de crudo de no incrementar su producción. 

De hecho, firmas como UBS prevén que el precio se sitúe en los 85 dólares durante los próximos meses, aunque de manera temporal. Además, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ya advirtió recientemente que la presión sobre el precio del oro negro se mantendrá al menos a corto plazo ante el paulatino descenso en la producción de Venezuela y la entrada en vigor de las sanciones de EEUU sobre las exportaciones de crudo iraní.

La aerolínea ha calculado que todo este impacto de las huelgas, por la recolocación de los viajeros afectados, y los precios más altos para el precio del crudo sin cobertura, han supuesto un coste de 261 millones de euros para la compañía. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios