Se dispara un 59% en el año

¿Las joyas de la abuela o el último móvil? El paladio se hace fuerte frente al oro

El metal empleado en la fabricación de móviles y en los catalizadores de los motores de gasolina y de los híbridos se paga a 1.088,4 dólares la onza

El paladio va camino de destronar al oro como refugio

La guerra comercial, la crisis abierta en Europa con los presupuestos italianos, el Brexit o los problemas de los emergentes han llevado a los inversores a buscar refugio en activos más estables. A todo lo anterior sumamos el descenso en la rentabilidad de los bonos estadounidenses hasta el 3,08% actual, desde el 3,26% que llegaron a marcar. Todo lo anterior ha impulsado el precio del oro al que, con todo, le ha salido un duro rival. El paladio va camino de superarlo como activo de más valor por primera vez en dieciséis años

El paladio es un elemento químico que se emplea en la fabricación de teléfonos móviles y de dispositivos electrónicos y que también se usa para fabricar los catalizadores que se colocan en los sistemas de escape de los vehículos con motor de gasolina y de los híbridos. Es esto último lo que, sumado a su escasa oferta, está impulsando su precio en los mercados. 

Los cambios de regulación en el mercado de la automoción ahora que los estados se han puesto más serios en la lucha contra la contaminación han sido claves. Los escándalos recientes relacionados con el diésel y el aumento en la demanda de automóviles de gasolina e híbridos llevan a los expertos a prever que la demanda de paladio en la industria automotriz alcance un récord de casi 8,6 millones de onzas demandadas este año.

En lo que respecta a su oferta, Rusia es uno de los principales países productores y se enfrenta a nuevas sanciones económicas, lo que también ha impulsado al alza los precios del metal. En lo que llevamos de año, el paladio se dispara un 59% y un 13% en relación a octubre de 2017. La onza se paga a 1.088,4 dólares y se acerca cada vez más a los 1.234,4 dólares a los que se paga la onza de oro, que se deprecia un 6% en el año y un 2,5% en el interanual.

Mientras continúen los cambios regulatorios en la automoción, Raúl Álvaro de iBroker ve potencial para que el paladio pueda superar durante 2019 al oro como metal precioso de mayor valor. Del oro esperan únicamente una posible revalorización como activo refugio que podría verse limitado por la fuerte correlación negativa con los bonos del tesoro americano y por la fortaleza del billete verde.

Desde un punto de vista técnico, los analistas ven una primera resistencia para el oro en los 1.240 dólares por onza, que coincide con los mínimos de diciembre de 2017. "Creemos que siempre que no volvamos por debajo de niveles de 1.220 dólares y que se rompa la resistencia anteriormente comentada, la cotización del oro podría converger hacia la media móvil de 200 sesiones, aproximadamente en niveles de 1.280 dólares", explican en iBroker. Esto, siempre que la política monetaria de la Reserva Federal no sea restrictiva.

De momento, las subidas de tipos en Estados Unidos y las tensiones comerciales convierten a los metales preciosos en una inversión interesante en el medio plazo, en opinión de Miguel Momobela, analista de XTB. Ya en las últimas sesiones han ganado relevancia gracias a su mayor versatilidad.

Desde su punto de vista, las posibilidades de inversión tradicionalmente se inclinan hacia el oro, dado que incluso tratándose de inversión indirecta en empresas relacionadas, "es sustancialmente más localizable una compañía que trabaje con oro antes que con platino, paladio u otros". El resto de metales preciosos, que presentan una notable correlación con el principal activo refugio, estarían por debajo de los anteriores en la carrera alcista tanto en el corto, como en el medio plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios