Mañana se vota en el Parlamento

May perderá la votación del Brexit y el mercado espera que Europa mueva ficha

La inestabilidad política en el Reino Unido está asegurada y afectará a la economía británica y a la del resto de la UE, según los expertos

Brexit
El mercado da por hecho que Theresa May no recibirá el respaldo del Parlamento a su acuerdo

El mercado da por hecho que Theresa May perderá mañana la votación del plan para la salida de Reino Unido de la Unión Europea que la premier pactó con Bruselas. May se había comprometido a exponer en tres días un plan B, si mañana fracasa en la votación. Los expertos y analistas consultados confían en que la Comisión Europea pueda ahora abrir algo la mano para evitar que la incertidumbre vaya a más. Este asunto, sumado a los peores datos macro desde China han impuesto el rojo en los mercados europeos.

Si el pacto no recibe el visto bueno del Parlamento, la primera ministra tendrá tres días para modificarlo, algo que los expertos tampoco ven probable, y a partir de ahí será éste el que se haga con el control del Brexit. Esto puede dar lugar a varios escenarios muy diferentes: que se retrase la salida del Reino Unido de la UE para que las partes sigan negociando (en principio la fecha de desconexión prevista es el 29 de marzo); que se convoquen nuevas elecciones si el partido Laborista consigue sacar adelante una moción de no confianza contra el Ejecutivo de May o la convocatoria de un nuevo referéndum y que no haya Brexit.

En opinión de Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities SV, se dé el escenario que se dé, la inestabilidad política en el Reino Unido está asegurada y ello va a tener un impacto negativo en la economía británica y en la del resto de la UE. "Lo que no está claro es de qué envergadura será el mismo", matiza. Además, prevén que aumente la volatilidad en los mercados de divisas, en los bonos y en la renta variable de la región.

El modo de evitar esa escalada de la tensión sería, precisamente, que Europa se plantease ahora dar algo de oxígeno a las negociaciones y el modo de hacerlo sería alargando el plazo que se ha dado para las mismas, apunta Alberto Salgado, director de Inversiones de Intermoney. El mercado descuenta una semana de relativa incertidumbre para las bolsas europeas y para el euro y sobre todo la libra.

Si se produjera ese aplazamiento en la fecha límite del Bréxit o una votación positiva para el acuerdo de May, habría más probabilidades de que el rebote continuase y la libra podría ir a buscar la media de doscientos periodos, en el entorno de 1,2980 dólares, apunta Sergio Ávila Luengo, analista de IG Markets.

Sin embargo, lo más probable es ese voto negativo del Parlamento, lo que haría volver a la libra a su nivel de resistencia anterior en los 1,2751 dólares, que podría ser referencia como soporte. De momento la moneda británica cotiza en 1,2845 dólares, prácticamente sin cambios.

En el peor de los escenarios, las previsiones del Banco de Inglaterra son bastante contundentes si Londres va hacia el Brexit duro. La economía podría retroceder hasta un 8%, el paro se duplicaría y se produciría un shock en los mercados financieros y en la libra, que ya se desplomó un 13% en un mes tras el referéndum y que podría desplomarse un 25% según el banco central del país.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios