Sus títulos suben casi un 3%

El mercado premia a Deutsche Bank tras fracasar su fusión con Commerzbank

La entidad alemana ha destacado que la operación no habría generado suficientes beneficios para compensar los riesgos adicionales. 

Deutsche Bank, el mayor banco privado comercial de Alemania, volvió a tener beneficios en 2018 (EFE)
Deutsche Bank descarta crear un gigante nacional con Commerzbank / EFE

No surgirá un 'gigante nacional' en Alemania. El intento de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank no ha llegado a buen puerto, tal y como han confirmado ambas entidades, debido a la dificultad de la operación. Una decisión que será celebrada por el empleados de ambas compañías, que se habían mostrado contrarios a que se culminara con éxito dicho movimiento corporativo. 

El Consejo de Administración de Deutsche Bank ha destacado que la fusión con Commerzbank no habría generado suficientes beneficios para compensar los riesgos adicionales de la operación, los costes de la reestructuración y los requisitos de capital asociados a una integración tan grande, por lo que ambos han puesto punto y final a las conversaciones. De hecho, continuarán analizando otras alternativas para mejorar su rentabilidad a largo plazo y la de sus accionistas.

El fracaso de la fusión ha tenido su cara y cruz en la bolsa alemana. Los inversores ven positivo que la operación no salga adelante en el caso de Deutsche Bank, que se dispara cerca de un 3% en el Dax, mientras que la acogida es negativa para Commerzbank al sufrir una caída en el parqué que supera el 2%. 

Martin Zielke, presidente de Commerzbank, ha destacado al respecto que "tenía sentido estudiar la opción de una consolidación alemana interna. Para nosotros estaba claro desde el principio que con una fusión deberíamos lograr rendimientos más elevados y sostenibles para nuestros accionistas y poder mejorar los servicios a nuestros clientes". No obstante, y tras un análisis profundo, "no hubiera creado suficientes beneficios para compensar los riesgos". 

Por tanto, Commerzbank deberá de buscar otros bancos interesados en la posible operación, que deberán ser de fuera de Alemania debido a la magnitud de la operación ya que capitaliza más de 9.500 millones de euros en bolsa. Recientemente, otras entidades como ING han mostrado interés en estudiar la viabilidad de la operación. De hecho, en caso de llevarse a cabo una proposición, el Estado alemán podría jugar un papel relevante ya que posee alrededor de un 15% del capital. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios