Se hunde más del 4,5%

Merkel presiona para cerrar la fusión del Deutsche y librar a su sucesor del lastre

La fusión del primer banco alemán con el Commerzbank vuelve a la palestra y lastra a las principales entidades europeas cotizadas

DEUTSCHE BANK
DEUTSCHE BANK / DEUTSCHE BANK

La banca europea está sufriendo en bolsa al volver a saltar a la palestra la posible fusión entre el Deutsche Bank y el Commerzbank. Una parte del mercado contempla esta opción, que estaría auspiciada por el Gobierno de la canciller Angela Merkel, como una medida a la desesperada para tratar de frenar la debacle del gigante germano.

La canciller está presionando para tratar de que la operación se haga efectiva y evitar que su sucesor al frente de la locomotora europea tenga que lidiar con esta crisis y con la situación delicada que atraviesa la entidad, y que puede ser más compleja de lo que barajan los inversores, según los expertos consultados. 

El primer banco alemán registró una caída de su beneficio neto superior al 58% entre enero y septiembre del año pasado, hasta los 692 millones de euros. Ahora los analistas descuentan que, con los primeros síntomas de desaceleración en toda Europa -también en Alemania- las cuentas del cuarto trimestre arrojen también una cifras complicadas. La entidad venía ya de registrar tres ejercicios consecutivos de números rojos y preveía cerrar su primer ejercicio en positivo. 

No espera ni ve mucho valor en la consolidación de grandes bancos en Europa Marco Troiano, analista de bancos de la agencia de rating europea Scope, incluso en aquellos casos en los que los supervisores alientan estos movimientos. Esta opción de fusionarse con los "bancos heredados" supone, desde su punto de vista, asumir costos innecesarios, así como eventuales problemas tecnológicos o de conducta indebida.

"Sin embargo, siempre existe el escenario viable de una posible fusión interna entre dos grandes bancos, que intentan estabilizar la caída de la entidad más débil. Esta puede ser la situación actual de Commerzbank (calificación A) y Deutsche Bank (BBB +)", puntualiza.

Solo el año pasado el Deutsche Bank perdió un 56% de su valor en bolsa. En lo que vamos de año avanza un 7% al entorno de los 7,66 euros a los que cotiza hoy (sus títulos se desploman en torno al 5%), lo que le da una capitalización en el entorno de los 19.250 millones de euros. Mientras, el Commerzbank se deja más del 6,5% hasta 6,26 euros (su capitalización alcanza los 10.470 millones). 

El consenso del mercado da al Deutsche Bank una recomendación de neutral y le ve un potencial superior al 9%, con un precio objetivo de 8,4 euros. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios