Se embolsarán 35 millones

Metrovacesa vuelve a pagar dividendo: Santander y BBVA se frotan las manos

La entidad cántabra y la vasca percibirán 24,68 millones y 10,4 millones de euros, respectivamente, al ser los dos primeros accionistas de la firma

Salida a Bolsa Metrovacesa
El presidente de Metrovacesa, Ignacio Moreno, y el consejero delegado de la compañía, Jorge Pérez de Lezo.

Metrovacesa pagará el próximo 20 de mayo su primer dividendo desde que en febrero de 2018 volvió a cotizar en Bolsa, que asciende a un total de 50 millones de euros con cargo a reservas de libre disposición. De este modo, la inmobiliaria adelanta un año su objetivo de empezar a retribuir a sus accionistas en 2020, y esto, pese a que despidió el año pasado con pérdidas. Esto supone que sus dos principales accionistas, Santander (que posee un 49,362% de su capital social) y BBVA (con un 20,849%)  recibirán un total de 35 millones de euros.

La inmobiliaria adelanta así un año el objetivo de empezar a retribuir a sus accionistas en 2020 que se marcó cuando volvió a cotizar y lo hace a pesar de que aún cerró en pérdidas el año 2018. Lo hace ante "la adecuada estructura de balance que presenta la sociedad, que a cierre del pasado año contaba con un saldo neto de caja positivo".

Además, "el reparto del dividendo es consistente con el plan de negocio que se diseñó con motivo de su salida a Bolsa", añade en el hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con el orden del día de su junta de accionistas, convocada para el próximo 29 de abril.

En concreto, la entidad que preside Ana Botín percibirá 24,68 millones de euros por su porcentaje en el capital de la inmobiliaria, mientras que el banco presidido por Carlos Torres cobrará otros 10,4 millones. En el capital de Metrovacesa están también presentes otros inversores institucionales extranjeros, como son Schroders o Julius Baer, con un 5,7% y un 3%, respectivamente.

La inmobiliaria despidió el último ejercicio con unas pérdidas netas de 9,1 millones de euros, lo que le permitió rebajar más del 76% los 'números rojos' que había registrado solo un año antes, tras la entrega de 520 viviendas el pasado año.

Los títulos de Metrovacesa cotizan actualmente en el entorno de los 11,4 euros por acción, lo que implica que se ha hundido cerca del 31% desde que regreso al parqué en febrero del año pasado. Por entonces se fijó un precio de 16,5 euros para su reestreno.

Precisamente, su consejero delegado, Jorge Pérez de Leza, ha aprovechado el retroceso de la acción para lanzar un mensaje de confianza al mercado sobre la firma que capitanea y para hacerse, a la vez, más fuerte dentro de su consejo de administración. Desde comienzos de año, el directivo ha invertido más de 219.000 euros en títulos de la empresa de servicios para la construcción.

Ahora en Portada 

Comentarios