Miércoles, 20.03.2019 - 09:24 h
Estudio de Axa IM

El miedo a perder su ahorro: el inversor prioriza liquidez a sacar rédito al dinero

El inversor español es muy reticente a tomar decisiones en las que exista la posibilidad de perder dinero por la falta de conocimientos financieros.

Ahorro
El miedo a perder su ahorro: el inversor prioriza liquidez a sacar rédito al dinero. / Pixabay

La mejora de la confianza hace que el ahorrador español comience a superar, tímidamente, su aversión al riesgo. De hecho, un 58% de los inversores españoles podrían aumentar sus apuestas durante este año y siete de cada diez no contemplan reducir las mismas, según la encuesta realizada por Axa Investment Managers a más de mil ahorradores de nuestro país y que han denominado 'Voices'.

La reticencia a la pérdida del capital por la falta de educación financiera es clara y evidente. Ocho de cada diez inversores españoles han destacado que tienen reservas de liquidez para hacer frente a imprevistos, lo que pone de manifiesto que priorizamos el ahorro en liquidez por encima de la inversión. 

El español es muy reticente a invertir en soluciones en las que exista la posibilidad potencial de perder dinero y vendría justificado, junto a otros motivos, por la falta de conocimientos financieros. Beatriz Barros de Lis, directora general de Axa IM para España, ha destacado que "los datos reflejan que hay confianza, liquidez y voluntad de invertir, pero también que es necesario apostar por la educación financiera". Además, lanza cierta autocrítica en el sector ya que "la industria de gestión de activos tiene un gran recorrido a la hora de ofrecer soluciones". 

La prudencia, al contrario de lo que diría la lógica, se potencia con los años pese a que los inversores deberían de asumir más riesgos al aproximarse su edad de jubilación. Un 25% de las personas entre los 31 y 39 años está dispuesto a asumirlos mientras que este porcentaje es prácticamente la mitad (13%) en quienes tienen entre 40 y 50 años. La experta de Axa ha señalado al respecto que "creemos que es fundamental seguir asumiendo riesgos después de los 40 años, ya que las personas, además de vivir más tiempo, lo hacen mejor, por lo que aumentan las necesidades financieras para su jubilación". 

El inversor español es claramente conservador y dentro de sus grandes prioridades para invertir estarían contar con suficientes fondos para hacer frente a imprevistos, motivo esgrimido por el 39% de los encuestados, junto a llegar a fin de mes (27%), tener ingresos durante la jubilación y dinero para pagar las vacaciones. 

En el décimo aniversario de la crisis financiera mundial, el sentimiento de los españoles ha mejorado, sobre todo en el caso de los más jóvenes, cuyos recuerdos no llegan tan lejos y probablemente no se vieron directamente afectados. Todo ello, pese a que el aumento de la incertidumbre ha preocupado mucho a los mercados y consumidores en los últimos meses. 

Las razones enarboladas por los encuestados para no invertir son muy variadas. La primera, señalada por uno de cada dos inversores, es no querer arriesgarse a perder su dinero mientras que el "no tener suficientes conocimientos sobre finanzas" ha sido manifestado por un 31% de los encuestados, lo que evidencia que hace falta más cultura financiera. Junto a estas dos razones, hay otras más, como es el caso de no tener dinero para invertir o no estar seguro del riesgo a correr, manifestado por dos de cada diez entrevistados. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios