Ampliación de 500 millones

Fridman pide el plácet a los accionistas y CNMV para su opa-ampliación sobre Dia

El ruso, con el 30% del capital, pretende realizar una inyección de fondos con derecho de suscripción preferente y siempre que su opa tenga éxito.

Fridman es el principal accionista de DIA.
Fridman es el principal accionista de DIA. / L. I.

L1R Invest Holdings, el fondo luxemburgués de LetterOne Investments, ha presentado en el día de hoy ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la solicitud de autorización de la oferta pública de adquisición de acciones de Dia (Distribuidora Internacional de Alimentación) y al mismo tiempo ha propuesto una opa y ampliación de capital a la vez.

Se trata de la oferta de compra dirigida al 70% del capital que todavía no controla y que marca un precio a la baja (0,67 euros por acción por la necesidad de ampliar capital, como adelantó 'La Información' el 4 de febrero. La cotización de Dia ha caído este jueves un 1% y se sitúa en torno a los 0,62 euros, un 7% por debajo del precio de la opa que ha puesto sobre la mesa Fridman.

Ampliación de 500 millones

"La Oferta tiene la consideración de oferta voluntaria a los efectos de lo dispuesto en el artículo 137 de la Ley del Mercado de Valores y en el artículo 13 del Real Decreto 1066/2007", explica el principal accionista de Dia. LetterOne confirma las informaciones y características de la Oferta contenidas en el anuncio previo y añade que ya ha iniciado los procesos de notificación de la operación de concentración con la Comisión Europea y su equivalente en Brasil, donde Dia también tiene presencia.

El fondo de Mijaíl Fridman señala que constituirá un aval bancario por importe de 296 millones de euros para respaldar la compra de Dia. Hay que tener en cuenta que Letterone ya tiene el 29% de las acciones desde octubre, cuando completó el asalto a la empresa española. Entonces llegó a tener tres representantes en el consejo de administración que utilizó para terminar de descabezar a la compañía. El anterior equipo directivo está bajo la lupa de la CNMV por las irregularidades contables detectadas. 

Fridman exige lograr el respaldo de al menos el 35,5 % del capital, que no haya una ampliación antes de que tome el control total sobre el accionariado. La compañía va en dirección contraria y ha convocado Junta de Accionistas para el próximo 20 de marzo con una propuesta ampliación de capital por valor de 600 millones de euros.

En cambio, Fridman acaba de incorporar al orden del día de la Junta del próximo 20 de marzo una propuesta para ampliar en 500 millones de euros el capital a un precio mínimo de 0,1 euros y con derecho de suscripción preferente, es decir, para defender la posición del 29% que tiene en la empresa. El ruso deja en manos del consejo determinar el precio final y prima de emisión de las accionjes, según un hecho relevante enviado por la compañía a la CNMV tras la petición de Letterone. 

El grupo de Fridman defiende su propuesta frente a otras alternativas. "La alternativa propuesta por el consejo de administración obliga a los accionistas a optar entre tener que aportar fondos adicionales en un aumento de capital incierto y muy dilutivo, o aceptar una dilución muy importante e innecesaria de su actual inversión".

Un español en el equipo Fridman

El equipo directivo de L1 Retail, el fondo especializado en distribución de Letterone, está liderado por los exconsejeros de Dia Stephan Ducharme, Sergio Dias y Karl-Heinz Holland. Los tres cuentan con amplia experiencia en el sector después de sus etapas en compañías como X5, propiedad de Fridman, o en Lidl. Al frente del área financiera se encuenta Michael Casey, un exbanquero de Goldman Sachs que el ruso fichó para la operación de Dia después de conocerlo en la compra de Holland & Barret en 2017 por 1.800 millones de euros. Su mano derecha es Ignacio Ansorena, uno de los analistas de inversión de Letterone.

El vehículo de inversión del ruso ha designado al despacho de abogados Pérez Llorca como interlocutor jurídico y asesor de la operación en lugar de Linklaters, su abogado de cabecera para la mayoría de sus operaciones corporativas y donde el actual presidente de la CNMV, Sebastián Albella, desempeñó sus funciones antes de llegar al supervisor. Linklaters esta vez actúa por cuenta de los principales bancos sindicados en la operación de rescate a Dia y, por tanto, remaría en contra de los intereses del ruso. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios