Alerta de la incapacidad del BCE

Moody's arenga a Calviño a que acelere la rebaja de deuda para poder subir el rating

La agencia de calificación advierte que una "reversión de la reforma laboral" sería negativo para el riesgo financiero de España.

Moody's mantiene la calificación de Cataluña tras la aplicación del artículo 155
Moody's e / EFE

Mejora la economía, pero no baja la deuda pública. Moody’s ha vuelto a dar un tirón de orejas al Gobierno de Pedro Sánchez y a la titular del área de Economía, Nadia Calviño, para recordar porque no ha subido el rating sobre la deuda soberana de España desde abril de 2018. La agencia recuerda que el factor principal es el actual nivel de deuda (1,19 billones de euros) y que para obtener un 'upgrade' (desde el Baa1 actual) el nuevo Gobierno de PSOE y Podemos debe ajustar las cuentas públicas.

“Sería un punto importante. Una de las razones  principales por las que no hemos movido el rating en los dos últimos años ha sido el nivel de deuda, que no se ha movido y no no ha bajado, la consolidación fiscal que hemos observado ha sido gracias a la buena situación cíclica y no a factores estructurales. Entonces, sí, si la deuda baja a un ritmo acelerado sería positivo”, explica Kathrin Muehlbronner, analista principal y vicepresidenta senior de Moody´s, en una entrevista con 'Capital Radio' tras un evento organizado por la agencia este miércoles en Madrid.

Según los últimos datos del Banco de España hasta noviembre, la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas se redujo en apenas 332 millones de euros, por lo que se mantuvo en 1,19 billones de euros y se sitúa en 96,01% del PIB, cerca del objetivo del Gobierno del 95,9% para el conjunto del año. La mejor del ratio deuda / PIB se ha producido por el crecimiento de la economía, pero no por la consolidación fiscal.

Muehlbronner advierte también el nuevo Gobierno que dar marcha atrás en la reforma del mercado laboral puede convertirse en un riesgo para la deuda española. “La reforma laboral ha sido positiva y ha contribuido a bajar el desempleo. Siempre hay cosas que se pueden cambiar, pero nosotros seríamos negativos si hay reversión con cambios fundamentales en la reforma, pero no con cambios menores”, añade la analista a Capital Radio. En relación a la situación política, Cataluña y adelanto electoral, la agencia quita hierro al asunto: "Pensamos que ha contribuido a la fragmentación del escenario político, pero no creemos que sea un riesgo, pero claramente contribuye a la incertidumbre política".

Advertencia: el BCE, sin capacidad

En otro orden de cosas, en declaraciones a 'Europa Press', Muehlbronner pone sobre la mesa una verdad incómoda: la falta de capacidad de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) para afrontar una futura crisis económica, aunque cree que en el actual escenario sigue dando soporte al crecimiento. "El margen de maniobra del BCE es bastante limitado. No es posible para el BCE compensar un nuevo choque economico en la eurozona por sí solo", señaló la responsable de Moody's y apuntó a la necesidad de políticas fiscales expansivas en Europa.

"No esperamos que el BCE suba los tipos oficiales antes de la segunda mitad del próximo año", ha añadido la experta, destacando que esto permitirá a los gobiernos de la eurozona gastar menos este año en cargas por intereses que en 2007, a pesar del incremento de la deuda como en el caso de España.  En su opinión, los actuales bajos tipos de interés resultan positivos desde el punto de vista del rating soberano al aliviar la sostenibilidad de la deuda de los países, aunque "ocultan" la debilidad de los elevados niveles de endeudamiento. Asimismo, Muehlbronner ha lemantado que estos bajos tipos de interés han reducido el apetito para acometer reformas de los países, en contra de la intención del BCE.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING