Mantiene el rating Baa3

Moody's ratifica a IAG (British Airways) con 'grado de inversión' pese al Brexit

La agencia de calificación de riesgo valora la fortaleza del modelo multicompañía del holding pero alerta de "vientos en contra para el sector".

Fotografía Avión Iberia despegando / EFE (JM Cadenas)
IAG, el grupo matriz de Iberia, se mantiene fuerte pese al Brexit. / EFE (JM Cadenas)

Moody's Investors Service, la agencia de calificación de deuda, ha ratificado hoy la calificación de emisor a largo plazo Baa3 -un escalón por encima de 'bono basura' y considerado como grado de inversión- de International Airlines Group (IAG), el dueño de British Airways, Vueling o Iberia. La perspectiva se mantiene estable. El anuncio se produce en pleno ataque de nervios de los inversores por el desenlace del Brexit y la dimisión de Theresa May. Las acciones de IAG cayeron este viernes un 2%, hasta los 5,3 euros, completando una semana nefasta.

"La calificación Baa3 de IAG refleja su red diversa y extensa de rutas globales con posiciones sólidas en el mercado. El modelo operativo integrado de la compañía, combinado con su política financiera conservadora, respalda las sólidas métricas crediticias de la compañía, que son consistentes con una calificación de grado de inversión", explica Martin Hallmark, autor del informe para Moody’s.

La agencia explica que el rating de IAG depende en su mayor parte del comportamiento que tenga British Airways, la mayor aerolínea del grupo del que también forman parte Iberia, Aer Lingus o Vueling, entre otras. En 2018, el buen comportamiento general de la empresa llevó a Moody's a elevar la perspectiva individual de BA pese al clima de incertidumbre generalizado que está registrado el sector en Europa.

Pendiente de la españolidad del grupo

"Hay una crecientes vientos en contra sobre esta industria en Europa, que podrían presionar negativamente las ganancias y el flujo de efectivo a futuro de IAG, pero Moody's cree que IAG tiene suficiente flexibilidad operativa y financiera para resistir una modesta caída (...) La calidad crediticia subyacente de IAG depende en gran medida del rendimiento de British Airways", explica Moody's.

En 2018, British Airways representó más del 65% del EBIT (resultado operativo ajustado) de IAG y aproximadamente el 61% del flujo de generación de caja del grupo. El tercio restante correspondió a las aerolíneas españolas Vueling e Iberia y la irlandesa Aer Lingus.

El informe también llama la atención sobre la nacionalidad del grupo de aerolíneas, ya que si las autoridades europeas consideran que es británico tendrá serias dificultades para seguir operando en el espacio aéreo comunitario si se produce un Brexit descontrolado. "Moody's conoce a través de la compañía que los reguladores nacionales harán declaraciones sobre la estructura de participación de IAG en su debido momento a la luz de la decisión del Reino Unido de abandonar la UE".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios