Como medio de pago

Moody's alerta a los bancos: la Libra de Facebook podría suponer una "amenaza"

Su éxito puede hacer que compita con la banca elaborando productos, controlando la experiencia del usuario y logrando una parte de las ganancias. 

Facebook anuncia la creación de la criptodivisa Libra
la Libra de Facebook podrá suponer una "amenaza" para los bancos / EFE

La criptomoneda de Facebook estará disponible en sus grandes plataformas: Facebook, Messenger y WhatsApp, así como a través de una aplicación independiente. En un primer momento se centrará en transferencias de igual a igual (P2P) pero más tarde introducirá la divisa digital como una alternativa para los pagos del usuario a empresas (C2B).

Moody's se ha pronunciado acerca del lanzamiento de la divisa digital por parte de la empresa fundada por Mark Zuckerberg y, aunque se encuentra en fase inicial, suscita muchos interrogantes. La agencia de calificación ve el lanzamiento como un apoyo a los esfuerzos de la tecnológica para integrarse más profundamente con sus 2.400 millones de usuarios más allá de las redes sociales y como una forma para atraer nuevos usuarios potenciales. Además, "podría ayudar a la compañía a sacar partido a nuevas fuentes de datos, haciendo que su publicidad sea más eficiente y, por tanto, aumentar los ingresos por esta vía". 

Facebook no es la primera compañía en lanzar una solución de pago con criptomonedas. Sin embargo, los expertos de Moody's destacan que con su inmensa base de usuarios "supondría una amenaza para el sector bancario si la iniciativa ganara fuerza entre los consumidores y las empresas". ¿El motivo? Esta nueva plataforma podría proporcionar un ecosistema alternativo para pagos, evitando a los jugadores existentes y obviando algunos de los papeles que desempeñan tradicionalmente los bancos. Además, van más allá y plantean "otro factor clave como sería ver si Libra ofrece productos similares a depósitos y otros servicios financieros y, de ser así, en qué medida los clientes optan por su uso".

La agencia de calificación destaca que a medida que las grandes empresas tecnológicas como Facebook se posicionan como proveedores de servicios financieros, "su éxito podría permitirles controlar no solo una parte significativa de la distribución y la mentalidad del cliente, sino también competir más directamente con los operadores tradicionales elaborando productos financieros, controlando la experiencia del usuario y, en última instancia, logrando una mayor parte de las ganancias".

La criptomoneda supondrá más repercusión para las divisas digitales (el Bitcoin se ha disparado un 26% en una semana) y es "muy probable" que dispare los pagos electrónicos tanto en efectivo como en cheques. La mayor incertidumbre, a juicio de Moody's, se produce en la vinculación de Libra en el ecosistema financiero. Los analistas de la agencia de calificación destacan que "Visa y Mastercard parecen sus socios más naturales" mientras que si optara por su red propia sería "negativo para estas compañías". No obstante, la moneda digital se enfrente a una serie de obstáculos legislativos que han hecho que la tecnológica haya tenido reuniones con distintos supervisores y reguladores nacionales. 

En Estados Unidos ya han planteado problemas de privacidad mientras que en Europa las inquietudes respecto a la estabilidad de las monedas digitales es evidente. De hecho, la adopción de nuevas formas de pago que quedan fuera del control de un país plantea dudas en los emisores soberanos al afectar negativamente a la capacidad de los bancos centrales nacionales y regionales para implementar su política monetaria. Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), ha mostrado su intención de colaborar con empresas de tecnológicas para garantizar un tratamiento normativo coherente y, en última instancia, permitir que los proveedores de pagos accedan a las cuentas a la vista del banco central, similar a lo que hacen con los bancos comerciales.

Según el registro de Libra, la moneda digital estará respaldada por depósitos bancarios y divisas de países, lo que buscará minimizar la volatilidad de los precios. Estas reservas convierten a la moneda digital en un activo "distinto" al bitcoin y al resto. De hecho, una amplia gama de empresas, incluidos procesadores de pagos en línea, 'telecos' y grandes comerciantes gobernarán la nueva moneda a través de un nuevo grupo conocido como Libra Association. Por tanto, se posiciona como una moneda estable, respaldada por activos reales, construida sobre una cadena de bloques de código abierto segura y estable. De hecho, uno de sus grandes objetivos es "mejorar el acceso a los servicios financieros para la población subbancareada global, que se estima en 1. 700 millones de personas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios