Media provisional al 3,32%

El muro de enero del Euríbor: hasta 400 puntos básicos de diferencial interanual

El salto interanual del índice interbancario a 12 meses se ampliará este mes hasta nuevas cotas récord después de que en enero de 2022 promediase al -0,47% y ahora los esté haciendo por encima del 3,3%.

El Euríbor registrará en enero el mayor ascenso interanual de su historia.
El Euríbor registrará en enero el mayor ascenso interanual de su historia.
Eduardo Parra / Europa Press

La cuesta de enero se convertirá en un muro en términos hipotecarios. El índice más común que marca el coste de los préstamos a tipo variable ha comenzado 2023 como dejó 2022: marcando nuevos máximos en catorce años. El Euríbor a 12 meses se situó este miércoles 11 de enero en el 3,37% en su cotización diaria, 4 puntos básicos por encima del martes (3,33%) y consolida el promedio mensual provisional por encima del 3,32% cuando ha transcurrido ya un tercio del periodo de computo.

Para las revisiones que tengan enero como referencia supondrá un aumento del interés base del préstamo, por el momento, del 380 puntos básicos o 3,8 puntos porcentuales, respecto al -0,47% que fijó en el primer mes de 2022. Es el mayor salto interanual desde la creación de la zona euro y también para anteriores referencias de cualquier país miembro.

Sin embargo, todavía puede ir a más antes de la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE) el próximo 2 de febrero en Fráncfort si el mercado sigue creyendo en la orientación que dio el pasado 15 de diciembre. La presidente del organismo, Christine Lagarde, advirtió que se debería esperar un aumento de los tipos "a un ritmo de 50 puntos básicos durante un periodo de tiempo", empujando de inmediato las expectativas hacia dos subidas adicionales que llevarían la tasa oficial del 2,5% actual al 3,5% en marzo.

La credibilidad sobre este mensaje parece intacta a tenor de lo escuchado este martes en Estocolmo por su influyente colega en el banco central, la alemana Isabel Schnabel, que reiteró que es necesario seguir subiendo los tipos "significativamente" a un ritmo constante. "Las condiciones de financiación tendrán que volverse restrictivas", añadió durante una conferencia en el Riskbank. El mercado interbancario, que ya se había expresado en la subasta diaria, reaccionará este miércoles a su retórica.

La tensión en las condiciones de financiación entre bancos tiene su reflejo progresivo, mes a mes, en el aumento de los costes hipotecarios existentes y en que las nuevas hipotecas son cada vez más caras. La banca está ofertando préstamos fijos al 5% empujados por los variables. 

Tomando como referencia una hipoteca de 100.000 euros a 25 años sobre Euríbor a 12 meses más un punto de diferencial, la cuota puede llegar a elevarse en enero en 200 euros al mes (2.400 euros al año) si el citado índice alcanza el 3,5% este mes. Para una deuda de 200.000 al mismo plazo y condiciones, el alza sería de 400 euros al mes y 4.800 al año. La revisión pone en riesgo a las hipotecas de mayor tamaño y menor antigüedad. 

Pero no solo ha repuntado de forma drástica el Euríbor a 12 meses en solo un año. También lo han hecho los plazos más cortos del mercado interbancario que tienen su impacto en otro tipo de operaciones. En el plano corporativo, el Euríbor a 3 meses, muy usado a la financiación bancaria a empresas y en la remuneración de la tesorería de las empresas, ahora cotiza en el 2,3% cuando el verano pasado todavía estaba por debajo de cero. 

Según estimaciones del sector hasta septiembre, el impacto global sobre las hipotecas ligadas al Euríbor supondrá 15.000 millones de euros en márgenes de intereses para la banca en términos anualizados. Si en 2017, el índice marcaba el coste del 90% de las hipotecas activas, en 2022 ese porcentaje ha bajado al 75%, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). 

La última radiografía de las hipotecas españolas de la AHE al inicio de 2022 situaba su saldo vivo en unos 460.000 millones de euros antes de la escalada de los tipos, con 5,5 millones de préstamos, de 8,6 años de antigüedad media, un plazo pendiente medio de 10,6 años y un importe medio de 82.300 euros. De ahí se extrae que un volumen de 345.000 millones de euros se encontraba en posición vulnerable a la evolución del Euríbor. 

Alerta en la financiación empresarial

Miles de empresas sufrirán el impacto del sobrecoste en sus líneas de liquidez y préstamos a largo plazo, sin embargo, no todas podrán sortear con igual celeridad este incremento de intereses en función de su historial crediticio o capacidad para encontrar vías alternativas a la financiación de la banca a tipo variable como deuda a más largo plazo o ampliaciones de capital. Lógicamente, no es un terreno abonado para autónomos o pymes.

En la Bolsa española, solo una empresa ha puesto negro sobre blanco el panorama que se avecina con el muro del Euríbor. Prisa, editora de El País y As, acaba de cerrar una emisión de bonos convertibles por acciones por valor de 130 millones de euros con el objetivo de cancelar anticipadamente un préstamo a cinco años ligado al Euríbor a 3 meses más 8 puntos porcentuales que firmó en febrero de 2022 como parte de su refinanciación. 

El Banco de España (BdE) ha levantado la bandera para llamar la atención de las consecuencias que el nuevo entorno puede tener en el sector empresarial a partir de una encuesta con datos de abril a septiembre y que, por tanto, se pueden quedar cortos porque no reflejan lo ocurrido en el cuarto trimestre.

"Respecto al acceso a la financiación externa, los resultados muestran un deterioro por primera vez desde el año 2013 en el grado de accesibilidad al crédito bancario", señala el supervisor en un artículo a partir de su encuesta. El 70% de las pequeñas y medianas empresas declaró un endurecimiento de las condiciones de los préstamos bancarios, incremento de tipos de interés, garantías y otros costes asociados al crédito. 

Es el porcentaje más alto desde 2012, según el artículo del BdE. Pese a que recuerda que los préstamos bancarios "son la principal fuente de financiación para las pymes", el supervisor minimiza el riesgo porque solo al 6% les preocupaba esta cuestión mientras que la inflación de los costes de producción (22%) era el factor más señalado como su principal problema. 

Además, el BdE enfatiza que se encuentra en niveles reducidos y estables los deterioros en la financiación empresarial. Pese a ello, la propia encuesta recoge que el porcentaje de pymes que tuvieron dificultades para obtener financiación bancaria repuntó ligeramente en España, hasta casi el 10%, "un punto y medio más que seis meses antes, mientras que en la UEM se mantuvo en unos valores algo más bajos, en torno al 8%".

Mostrar comentarios