Se hunde más del 6% en el año

Ni sus tuits, ni la Fed, ni China o Irán... La soja puede aguar a Trump la reelección

La soja puede aguar a Trump su reelección en las presidenciales de 2020
La soja puede aguar a Trump su reelección en las presidenciales de 2020 / Pixabay

Ni su incontinencia verbal en Twitter o en sus discursos en público, ni la tensión creciente que ha generado con potencias como China o Irán -que han tensionado el mercado del petróleo-, ni siquiera su polémicas políticas de inmigración o el muro con México. El elemento que puede sabotear el intento de Donald Trump de ser reelegido en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 en Estados unidos es una semilla de un centímetro de diámetro (a lo sumo), a la que muchos incluyen en la lista de "superalimentos": la soja.

El precio de esta materia prima cae más del 6% en el mercado de futuros de Chicago en lo que va de año, hasta los 836,88 dólares, y se hunde más del 22% desde los máximos que marcó a comienzos del año pasado. Solo unas semanas después, al arreciar la guerra comercial entre las dos principales potencias del mundo, su precio empezó a hundirse... y de ahí hasta ahora. 

Estados Unidos acapara más del 40% de la producción mundial de soja y es el principal productor a escala global junto a Argentina, China y Brasil. Hay que tener en cuenta que China es, al mismo tiempo, el mayor consumidor de soja del mundo, puesto que cada año adquiere el equivalente al 50% del volumen de semillas de soja que se importan en todo el mundo.

Es por este motivo que la guerra comercial entre EEUU y China tiene entre sus "víctimas propiciatorias" a los agricultores del Medio Oeste de EEUU que ya no pueden vender sus cosechas a China, explica Juan Ignacio Crespo, asesor del fondo Multiciclos Global FI Renta 4. El año pasado por estas fechas China dejó de comprar soja a EEUU como represalia por la subida de aranceles a su país decretada por Trump y empezó a adquirirla a Brasil. Al mismo tiempo y para ayudar a paliar el efecto que esto tendría en la principal economía del mundo, la Unión Europea empezó a adquirir soja estadounidense, en un movimiento que hasta ahora había servido de moneda de cambio en el conflicto que los Veintisiete tienen abierto con Washington a cuenta de los aranceles al automóvil.  

Los expertos consultados temen que en adelante Pekín decida no comprar ya ninguno de los otros productos agrícolas procedentes de su rival. Los estados que producen y exportan tanto la soja, como el maíz o el sorgo (Iowa y Wisconsin fundamentalmente) ya le dieron la victoria a Trump en los comicios de 2016 y "pueden ser claves" de cara a la próxima cita electoral. Sin embargo, no son los únicos territorios a los que este conflicto afecta, puesto que también estados industriales clave del Medio Oeste, como Ohio y Michigan, se están viendo perjudicados por los aranceles al acero y al aluminio.

Los estados productores de soja dieron la victoria a Trump en 2016
Los estados productores de soja dieron la victoria a Trump en 2016 / Pixabay

De cara a las elecciones presidenciales "es de suponer que Donald Trump tiene o bien un Plan A (alcanzar una acuerdo con China a toda costa) o bien un Plan B (subvencionar con ayudas públicas a los perjudicados por la guerra comercial). O ambas cosas a la vez", asegura Crespo.

Todos los datos sugieren que la escalada del conflicto comercial resultará negativa prácticamente para todos, empezando por los consumidores estadounidenses. "Basándonos en los datos de los que disponemos, parece que el perjuicio será incluso mayor para los exportadores estadounidenses, supuestos beneficiarios de la política comercial de Washington", apuntan desde DWS, la gestora del Deutsche Bank.

El proveedor de ETFs Wisdom Tree incide en que la mayoría de los productos agrícolas han visto reducirse su precio desde que se inició la guerra comercial entre las dos potencias, debido también a la amplia oferta, especialmente en el caso de los mercados de trigo, soja, azúcar, cacao y café. Los futuros sobre el cerdo magro han sido la excepción debido al brote de la peste porcina africana en China.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios