Carta del fondo soberano de Noruega

El mayor inversor en el Ibex 35 critica los bonus a largo plazo por su 'complejidad'

NBIM, el fondo soberano de Noruega, considera que algunas políticas de remuneración variable en las empresas europeas son algo opacas y "sesgadas".

Yngve Slyngstad es el CEO del fondo Norges Bank Investment Management (NBIM).
Yngve Slyngstad es el CEO del fondo Norges Bank Investment Management (NBIM). / L. I.

Aviso a navegantes. El mayor fondo soberano del mundo ha hablado sobre retribución. En el Ibex 35, donde se erige como el mayor inversor, siempre escuchan atentos a uno de sus principales accionistas. El Norges Bank Investment Management (NBIM), o fondo de pensiones noruego, acaba de dar a conocer una carta a la Comisión Europea en la que exige mayor transparencia con la retribución de la alta dirección de las empresas en las que invierte, y critica los bonus variables y complejos a largo plazo. Entre su cartera está una posición de 5.000 millones de euros en cinco compañías del Ibex 35 como Santander (1.711 millones), Iberdrola (1.355), BBVA (813), Telefónica (743) o Inditex (437).  

El fondo de Noruega cree que, en la mayoría de las ocasiones, los planes de retribución a largo plazo son tan complejos en sus condiciones que acaban modificándose a lo largo del tiempo ante los ojos de los accionistas, una vez, claro está, ya fueron aprobados en Juntas de Accionistas. "En nuestra opinión, los planes de incentivos a largo plazo, con una serie de condiciones de rendimiento durante muchos años, a menudo son ineficaces y demasiado complejos. En la práctica, los consejos de administración suelen ajustar, complementar o reequilibrar las métricas durante el período de medición, lo que puede llevar a resultados sesgados. Estas condiciones de rendimiento también pueden fomentar el comportamiento a corto plazo", explica en la misiva.

La misiva, firmada por Carine Smith Ihenacho, responsable de Gobierno Corporativo en el fondo, se dirige a la Dirección General de Justicia y Consumidores de la Unión Europea, órgano encargado de la política sobre derechos del consumidor e igualdad. La UE había solicitado la opinión de grandes inversores para su próximo estudio sobre la remuneración de las principales empresas europeas y los noruegos han estado encantados de participar… Se juegan su dinero público, el de todos los noruegos, ya que el NBIM es el equivalente a la Seguridad Social en España, como acaba de dictar la Audiencia Nacional. “Somos un inversor a largo plazo que trabaja para salvaguardar y crear riqueza financiera para las generaciones futuras”, recuerda el superfondo nórdico.

Mayores inversiones del fondo de Noruega en el Ibex 35.
 

Bonus blindados a cinco y diez años

En la carta, el NBIM recuerda que desde que se introdujo la posibilidad de votar en las juntas de accionistas de las empresas europeas hace uso de ese derecho. Es el ‘say on pay’, una figura en el ámbito del gobierno corporativo por la cual los accionistas pueden expresar si están de acuerdo con la remuneración de los ejecutivos de las empresas en las que invierten. Noruega insta a la UE a que implante un modelo homogéneo y transparente para la publicación de las remuneraciones de los directivos.

El fondo dirigido Yngve Slyngstad también recomienda a las empresas que cree incentivos vinculados a la creación de valor a largo plazo, pero alineado con los accionistas. “Para lograr esto, recomendamos un enfoque simple en el que parte de la remuneración anual total se pague en efectivo y una proporción sustancial de la remuneración anual total en acciones de la compañía, asegurada de cinco a diez años. El blindaje debe mantenerse más allá de la renuncia o la jubilación”, apuntan.

El fondo noruego posee unos 160.600 millones de euros invertidos en acciones europeas y 83.000 millones de euros en renta fija dentro de la UE. De ellos, una buena parte está en España. A cierre de 2018, Noruega tenía 9.756 millones de euros invertidos en 85 empresas cotizadas en la bolsa española, un 4% menos que el año anterior. No llegó a salir en los telediarios o en los grandes medios. Tampoco generó debate en las redes, pero el fondo soberano es uno de los principales financiadores del Reino de España. Y en 2018 redujo visiblemente su inversión en deuda del Tesoro Público: un 14% menos interanual, hasta los 4.200 millones.

Según datos de 2017, el último informe disponible de la CNMV sobre la retribución de las cúpulas del Ibex 35, el salario fijo representa el 46% del total en las grandes empresas, la variable un 48%, las dietas un 2% y el 4% restante responde a otros conceptos retributivos como indemnizaciones. De este modo, el exceso de retribución variable sería una de las recomendaciones a mejorar, según el criterio del NBIM. En el 100% de las sociedades existen planes variables a un año vista. En España, el periodo de los bonus variables -que su mayoría incluían pagos una parte en acciones- ascendía a 3,5 años para percibir el importe de retribución variable diferida y solo tres empresas tenían planes a 5 años. Por tanto, tan solo el 8,5% cumplirían con el criterio noruego, ya que la mayoría de empresas españolas opta por incentivos de medio plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios