En lugar de adquisiciones

Credit Suisse 'bendice' la reorganización de Gas Natural y el aterrizaje de Reynés

El banco suizo ha reiterado su recomendación de acumular más acciones y ha elevado su precio objetivo un 1,5%, desde los 21 hasta los 21,3 euros. 

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa.
Francisco Reynés, nuevo presidente ejecutivo de Gas Natural. / EFE

Credit Suisse se muestra optimista con Gas Natural y apoya el proceso de reorganización de la energética española. El banco suizo ha reiterado su recomendación de 'sobreponderar' o acumular más acciones y ha elevado su precio objetivo un 1,5%, desde los 21 hasta los 21,3 euros. Es decir, le asigna un potencial a doce meses próximo al 13% y van más allá al incrementar entre un 7% y un 20% su pronostico de beneficio por acción para 2018-2021. 

La visión general de Credit Suisse es positiva. "Esperamos que los nuevos accionistas principales y el nuevo CEO se centren en el crecimiento orgánico y la eficiencia, en lugar de las adquisiciones". El banco suizo espera que el crecimiento del beneficio operativo (ebitda) sea del 14% en 2018, impulsado por 130 millones de incremento en el suministro de gas gracias a las renegociaciones en curso del contrato, mayores precios en Asia y Europa, y el crecimiento del negocio internacional. 

El escenario es muy positivo pero Gas Natural deberá hacer frente a numerosos desafíos. Uno de ellos, y primordial, es que "vemos un aumento del riesgo regulatorio en España, en particular para la distribución de energía". Entre los catalizadores destacan el nuevo plan de negocio, que será presentado por su nuevo CEO, Francisco Reynés, en el primer semestre del año. La nueva hoja de ruta "podría proporcionar alguna indicación sobre la evolución de la generación de hidroelectricidad y suministro de gas, después de un débil 2017". 

La energética española ha sufrido un gran periodo de cambios en los últimos 18 meses. En este periodo de tiempo, ha anunciado dos principales cambios en la estructura accionarial con la entrada de fondos de capital privado (GIP, CVC y Alba) al adquirir una participación combinada del 40% de La Caixa y Repsol. En febrero Francisco Reynés fue nombrado nuevo consejero delegado y reemplazó a Rafael Villaseca, al frente desde 2005. Además, la compañía anunció la intención de vender activos no estratégicos, incluyendo las actividades italianas y de distribución de gas en Colombia (ya completadas) junto con la energía de distribución en Noldavia y la generación de energía en Kenia, ambas en curso. 

El nuevo plan de negocios, que presentará la compañía a finales del primer semestre, será otro elemento importante para el devenir de Gas Natural. "Esperamos que la administración se centre en el crecimiento orgánico y la eficiencia de las empresas existentes. Creemos que Gas Natural podría usar 3.000 millones de sus ganancias para generar más capex (en redes y renovables), un dividendo más alto y, posiblemente, una recompra de acciones". 

En cuanto a las perspectivas para Gas Natural, "el suministro de gas fue la línea de negocio más débil en los últimos años. Los márgenes brutos unitarios cayeron un 45% desde 2014, mientras que el ebitda alcanzó los 470 millones de euros en 2017 frente a los 902 millones de hace tres años. Aun así, para 2018 prevemos un aumento de 130 millones de euros en  ebitda, impulsado por las renegociaciones del contrato en curso para el 55% de los volúmenes de adquisición".

El riesgo regulatorio, entrando más en detalle, va en aumento en España. "Vemos un mayor riesgo dada la próxima revisión regulatoria para la distribución de energía en 2019". Aun así, la exposición de Gas Natural está limitada al 15% del ebitda para 2019 y se sitúa por debajo de otras como Endesa (61%) e Iberdrola (18%). Incluyendo gas, que se revisará en 2020, la exposición crecería hasta el 36% del ebitda. 

Credit Suisse ha destacado una gran ventaja competitiva de Gas Natural. La española es la única del sector 'utilities' en Europa Continental que cuenta con una presencia significativa en el comercio de gas natural, tras abandonar Engie el negocio en noviembre de 2017. Por tanto, ofrece una exposición crecimiento a la demanda internacional de gas, lo que mejora sus márgenes y, por tanto, "creemos que Gas Natural podría merecer una prima en comparación con el resto de compañías del sector". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios