Compra tras marcar máximos

El exCEO de Otis confía en la marcha de Gestamp e invierte medio millón de euros

Pedro Sainz de Baranda Riva ha adquirido 80.000 acciones de la fabricante de componentes de automóviles, propiedad de la familia Riberas.

Evolución de Gestamp en bolsa

La marcha de Gestamp en bolsa es envidiable. El grupo internacional de ingeniería automotriz debutaba en el parqué el 8 de abril de 2017 a un precio de 5,6 euros por acción y en la actualidad se encuentra cotizando en los 6,49 euros. Es decir, ha logrado rebotar más de un 15% en poco menos de un año. 

El fabricante de componentes de automóviles, propiedad de la familia Riberas, cuenta con el respaldo del mercado a la gestión de su presidente, Francisco Riberas. Además, por si fuese poco, los propios consejeros de la compañía se están lanzado a comprar acciones. El último ha sido Pedro Sainz de Baranda Riva, antiguo consejero delegado de Zardoya Otis, que ha adquirido 80.000 acciones de la compañía, por las que ha desembolsado 520.000 euros. 

La compañía, a pesar de su salida al parqué, está controlada por la familia Riberas. A través de la sociedad Acek Desarrollo y Gestión Industrial SL poseen un 71,271% del capital y son el único accionista significativo de la compañía. De todos modos, es un activo muy presente en la cartera de los fondos españoles a pesar de que muchos han aprovechado el rally que ha vivido para hacer caja. Aun así, 139 fondos nacionales tienen posiciones en la compañía, ascendiendo la inversión a los 218 millones de euros, según datos de la CNMV a cierre de 2017. 

La marcha de Gestamp está siendo muy positiva. En su primer ejercicio como cotizada el despegue de sus ventas ha sido de un 8,6%, hasta alcanzar los 8.201,6 millones de euros mientras que su beneficio se ha disparado un 11% y se sitúa en 288 millones. Todo ello, a pesar de que la compañía ha reconocido en su informe anual de 2017 que ha tenido que realizar ajustes en los impuestos de años anteriores, por importe de 3,57 millones de euros, "como consecuencia de la reforma de Donald Trump con la disminución de la tasa del 35% al 21% a partir del ejercicio 2018".

Francisco López Peña, consejero delegado de Gestamp, destacaba en la presentación de resultados de Gestamp que "la compañía se benefició de una alta visibilidad de ingresos debido a la naturaleza de su negocio. De hecho, nuestros volúmenes estimados en la cartera de pedidos cubren más del 90% de los ingresos previstos hasta 2020".

La buena evolución de la compañía no es casual. Los doce principales fabricantes a nivel mundial compran al grupo vasco. Firmas como Volkswagen, Renault, PSA, Daimler, General Motors o BMW adquieren piezas del chasis, carrocería o mecanismos que elabora Gestamp, convirtiéndose en uno de los líderes mundiales del sector. 

El exCEO de Otis confía en la marcha de Gestamp e invierte medio millón de euros

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios