Uno de los mayores fabricantes de autos

Nueva víctima de la guerra comercial: la china GAC pospone su llegada a EEUU

El fabricante de automóviles, con sede en el sur de China y que cotiza en Hong Kong, tiene actualmente un valor en bolsa de 8.510 millones de euros

La china GAC Motor pospone su lanzamiento en EEUU por la guerra comercial
La china GAC Motor pospone su lanzamiento en EEUU por la guerra comercial / GAC Motor

Al goteo de empresas víctimas de la guerra comercial entre Washington y Pekín se ha sumado un nuevo jugador. Se trata de uno de los principales fabricantes de automóviles chinos, GAC Motor (perteneciente al estatal Guangzhou Automobile Group Co.), que ha pospuesto su lanzamiento en Estados Unidos, previsto para este año. La firma automotriz, con sede en Guangzhou, en el sur de China, sería la segunda de ese país en incorporarse al mercado norteamericano, en el que ya está presente Geely, propietaria de Volvo Cars desde 2010 y principal accionista de Daimler desde el año pasado.  

“La relación actual entre Estados Unidos y China, la guerra comercial, la relación es incierta”, ha asegurado Hebin Zeng, presidente de internacional en GAC Motor, en declaraciones a la cadena estadounidense CNBC. “Aplazamos el plan para ingresar al mercado norteamericano”, añade, a la vez que se ha negado a dar un plazo de tiempo específico sobre cuándo podrían ingresar en Estados Unidos. GAC ya se ha expandido recientemente a varios mercados internacionales, particularmente en el Medio Oriente.

Los ingresos de GAC de enero a marzo se hundieron cerca del 26% en relación al año pasado hasta los 14.256 millones de yuanes (1.849,29 millones de euros) en plena pelea comercial entre las dos superpotencias. Al mismo tiempo, su beneficio neto atribuible en ese periodo se desplomó un 28,4% interanual a los 2.778 millones de yuanes (360,36 millones de euros). 

De acuerdo con las cifras publicadas por la firma china, el grupo vendió 494.734 vehículos hasta marzo, cifra que también supone un descenso en relación al mismo periodo del 2018, en este caso del 2,7%. Estos resultados contrastan con los registrados por las dos grandes joint venture chino-japonesas, GAC Honda y GAC Toyota, que vieron incrementarse un 11,41% y un 45,58%, respectivamente sus ingresos en ese periodo, compensando el frenazo de otras áreas.

La evolución de GAC en bolsa refleja muy bien cómo han ido viviendo las grandes compañías de uno u otro bando el aumento de hostilidades entre las dos potencias. En lo que va de ejercicio sus acciones se disparan más del 341% desde los 2,615 yuanes a los que despidió 2018 a los 11,53 a los que marcó su último cierre (1,5 euros).

Sin embargo, sus títulos se hunden más del 22% desde abril, cuando arreciaron las tensiones entre ambos. GAC marcó su máximo histórico en la bolsa de Hong Kong a finales de 2017 en 20,51 yuanes, cuando aún no había estallado el conflicto. Actualmente el fabricante chino tiene un valor bursátil de 65.589 millones de yuanes chinos, es decir, de 8.510 millones de euros.  

La empresa presidida por Yu Jun es solo una de las últimas víctimas de la guerra comercial, que en los últimos días ha golpeado con fuerza al fabricante de móviles Huawei, después de que Donald Trump anunciase el veto a las compañías tecnológicas de ese país que a su juicio pueden comprometer la seguridad nacional; y tras el boicot de Google, Intel o Qualcomm a la firma a raíz de ese veto. 

Según Bloomberg, el gobierno de Washington se estaría planteando ahora dar un paso más en sus medidas y cortar el flujo de tecnología estadounidense a cinco compañías chinas relacionadas con la seguridad. Entre ellas se habla del gigante Hangzhou Hikvision Digital Technology Co., una empresa que desarrolla, fabrica y vende productos de videovigilancia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios