En una jornada de castigo a las constructoras

Las acciones de OHL se hunden por la reforma fiscal de Sánchez y los bajistas

El sector del ladrillo español se verá afectado por la obligatoriedad de tributar un 5% por los dividendos obtenidos en el exterior

Junta de Accionistas de OHL
Junta de Accionistas de OHL / OHL - Archivo

OHL se está convirtiendo en esta jornada de fiesta en la primera 'víctima' de la reforma fiscal que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez. El mercado está castigando con dureza los títulos de la compañía que pierde más del 11% en el Continuo hasta 1,467 euros. Es el ejemplo más llamativo de un sector, el de la construcción, que se ha convertido en foco de las ventas en el parqué tras conocerse que el Ejecutivo obligará a tributar por el 5% de los dividendos percibidos por las filiales extranjeras, una medida que pone el foco directo sobre las empresas del ladrillo, con buena parte de su negocio fuera.

El año está siendo complicado para la firma de la familia Villar Mir, que ayer mismo estaba entre las constructoras señaladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por intercambiar información en licitaciones públicas. A esto se suma que se ha convertido en foco de los ataques de los bajistas a lo largo de los últimos meses, y muy especialmente desde la presentación de sus resultados del primer semestre, que decepcionaron al mercado.

El grupo multiplicó por 26 veces los números rojos en sus cuentas tras perder 843,6 millones de euros entre enero y junio y su beneficio operativo (ebitda) también refleja pérdidas por 57,5 millones. Así y por momentos, OHL ha llegado a dejarse hasta un 20%, por lo que en poco más de diez sesiones habría perdido la mitad de su capitalización. Hoy su valor cae por debajo de los 469 millones.

Ladrillo y eléctricas en el punto de mira de las reformas 

El correctivo a OHL se extiende al resto del sector constructor y a las eléctricas. Acciona pierde un 3,3% y es el valor más castigado dentro del Ibex 35 porque en su caso se ve afectada también por la incertidumbre en torno a la reforma del sector eléctrico que también planea el Ejecutivo. Es prácticamente lo mismo que se deja Endesa.

En el mismo saco se encuentran también Iberdrola, que pierde un 3%, Colonial, que se deja cerca del 2% y Ferrovial y Red Eléctrica, con retrocesos superiores al punto porcentual. La incertidumbre generada por los cambios fiscales que se avecinan también ha rozado a los bancos españoles, sobre todo los que tienen la mayor parte de sus intereses fuera de nuestras fronteras, si bien el sector ha aguantado bien en los numeros negros, con altibajos a lo largo de una jornada bursátil festiva, pero complicada.

Los analistas ya contaban con que el Ejecutivo de Sánchez, tras pactar con Podemos, iba a aplicar una reforma dañina para los intereses de muchas empresas, pero no por estar avisados de ello han minorado las malas expectativas de su aplicación. "Ese 5% sobre los dividendos en el exterior era algo asumido, prácticamente pactado entre Hacienda y las mayores compañías del país", advertía ayer uno de los asesores fiscales más prestigiosos del mercado, pero ello no ha evitado una reacción en cascada a la baja en bolsa al día siguiente de que los líderes de ambas formaciones políticas se hicieran la foto juntos para plasmar su acuerdo. 

Merlin Properties ha sido otro de los valores en la bolsa que más movimiento ha tenido, dada la nueva fiscalidad que las reformas del Gobierno aplicará también a las socimis. El valor caía más de un 1% ante la obligación de tener que tributar un 15% por los beneficios que no reparta (hasta ahora no pagaban nada) además de lo que se paga ya hasta ahora por los dividendos distribuidos cada año. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios