Resultados anuales 2018

Oliu (Sabadell): “La migración de TSB iba a ser un paseo militar y acabó en batalla”

El banco, sin incluir TSB, “está en la senda para cumplir los objetivos del plan estratégico de 2020” pero no con el británico.

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell / BANCO SABADELL - Archivo

"2018 no ha sido transformacional, sino diferente. La migración del TSB iba a ser un paseo militar, pero al final ha sido una batalla muy difícil. No hubo problemas en la migración de datos sino en los accesos digitales. Ahora, TSB después de este proceso tiene independencia tecnológica, vanguardista, de primer nivel, eficiente porque está desarrollada desde cero y el resto es antigua. El otro gran riesgo que teníamos hace un año era el balance con los activos inmobiliarios. Esto hace un cambio en el perfil del banco", dijo en la presentación a la prensa de los resultados anuales de Banco Sabadell su presidente, Josep Oliu.

Según el primer ejecutivo de la entidad financiera, el banco se encuentra en posición de cumplir los objetivos del plan estratégico 2020 siempre que no se incluya el impacto del TSB. Se trata de una idea que ha repetido de forma recurrente Oliu durante la presentación después de que "el plan estratégico sin incluir TSB no cambia", insistió el banquero. 

En este sentido, la compra del banco británico ha dejado al Sabadell con pocas ganas de volver a embarcarse en una operación de este tipo. El presidente del banco lo descartó de forma tajante. “"Nosotros no tenemos ninguna intención de crecer vía adquisiciones en los próximos años. Posibilidades, ninguna", auguró Oliu a preguntas de la prensa. Sobre la crisis reputacional de su competidor BBVA tras el caso Villarejo y Francisco González, ha señalado: "BBVA es un gran banco. Ha tenido una buena gestión. Espero que muy pronto resuelva este tema. ¿Nos afecta al resto? Siempre afecta cuando hay cosas que son inciertas".

Sabadell ha cerrado un ejercicio marcado por las dificultades derivadas de la integración de sistemas con el TSB, el banco británico que compró en 2015 y que ha dado problemas hasta ahora, así como unos costes extraordinarios de 637 millones de euros en 2018. De ellos, 121 millones han sido extraordinarios por el propio proceso, 339 millones ha costado estabilizar la plataforma después de la integración y 177 millones son provisiones por la venta de carteras de créditos. 

En general, Guardiola destacó la buena marcha del perímetro de negocio de la entidad. "Los crecimientos de crédito son muy significativos. Por primera vez desde la crisis registramos crecimientos a nivel de grupo del 0,5%, un 1,8% sin tener en cuenta el TSB. El banco tiene una cuenta de resultados más normalizada, con menos ROF (resultados por operaciones financieras). Las comisiones han sido la estrella del año como consecuencia del incremento de la actividad", apuntó el ejecutivo.

La cartera ALCO (deuda pública soberana) estaba compuesta por bonos italianos en su mayoría hasta el verano, pero en la segunda mitad de 2018 se redujo este riesgo. "Había una exposición de 9.000 milllones que se redujo hasta 5.000 millones y allí se ha quedado. No ha tenido ningún impacto porque hemos compensado las pérdidas con otras partidas", dijo Tomás Varela, director financiero de la entidad. 

Caída en bolsa

"El precio de la acción claro que nos preocupa, pero más allá de preocuparnos debemos ocuparnos de presentar buenos resultados. Los precios de la acción han bajado en todo el sector. Haya factores que han afectado como el proteccionismo, el escenario de expectativas en tipos y en Europa tenemos nuestra propia incertidumbre como el Brexit. Y además está el riesgo regulatorio. Todo esto no ayuda a la cotización", lamentó Oliú en referencia a la caída en bolsa de este viernes, aunque recordó que "cuánto más baje es mejor inversión". Las acciones de Banco Sabadell se desplomaban en bolsa un 5% y ha acelerado su descenso hasta el 10% con posterioridad, hasta los 0,9 euros por acción.

Ahora en Portada 

Comentarios