Primera operación en 2019

Onur Genç compra acciones de BBVA en bolsa y rompe el inmovilismo del consejo

El ‘número dos’ del banco invierte 452.000 euros en la primera operación de un consejero desde la crisis del caso Villarejo.

Onur Genç
El turco Onur Genç, consejero delegado del banco. / BBVA - Archivo

“Put your money where your mouth is…”. Juzgar por el comportamiento, no por las palabras. No hay mejor señal de confianza para los inversores en una empresa que su cúpula directiva comprometa su dinero en ella. El turco Onur Genç, consejero delegado de BBVA, acaba de romper el silencio e inmovilismo del consejo de administración del banco con una inversión de 452.000 euros en acciones de la entidad. 

Según consta en CNMV desde hace dos días, aunque la operación se realizó el viernes 6 de septiembre, Genç compró 100.000 títulos del banco a 4,52 euros que le llevan multiplicar su porcentaje directo del 0,001% al 0,003%, paquete al que hay que añadir el 0,02% que tiene aparcado como incentivo. Hasta la fecha, ningún miembro del consejo había invertido en el banco en lo que va de 2019, un ejercicio marcado por la crisis reputacional del ‘caso Villarejo’ que está en manos de la Justicia.

El ejecutivo turco ha roto ese inmovilismo ‘insider’ con una pequeña operación para el tamaño del banco, pero que supone una gran apuesta de patrimonio personal: el consejero delegado se embolsó 3 millones de euros el año pasado como remuneración, aunque la mayoría de ese dinero se corresponde con su labor como responsable de BBVA Compass, la filial en EEUU de la entidad financiera española.

Un 2019 cargado de problemas

Genç, que desarrolló parte su carrera en la consultora Mckinsey como Torres, se ha convertido en protagonista en el día al día del banco por su misión para apagar uno de los fuegos que más teme el banco: su negocio en Turquía. El actual ‘numero dos’ de BBVA fue el primer ejecutivo de la filial Garanti años atrás y conoce bien aquel mercado, enorme en número de clientes y marcado por la crisis económica, la inflación y la caída de su divisa. BBVA mantiene algo menos del 9% de su balance  en Turquía, un 15% menos que en 2017 y un 21% inferior a 2016. 

Sin embargo, no es el único problema al que se enfrenta. Al caso turco se le une la inestabilidad de México y el impacto potencial del IRPH hipotecario, como advertían este jueves los analistas de Renta 4 antes de rebajar su valoración sobre la entidad. La propia crisis del caso Villarejo puede derivar en altas responsabilidades para algunos de los exdirectivos de la entidad y también a algunos de los actuales. A la crisis reputacional hay que añadirle la incertidumbre que vive el negocio bancario por el escenario de tipos de interés negativos que azota su rentabilidad, o las dificultades derivadas de la propia transformación tecnológica del sector.

En las últimas semanas, sin embargo, BBVA se ha visto inmerso en otra crisis: la de su participada Telefónica. El banco cuenta con una posición del 5% que al cierre de 2018 estaba valorada en cerca de 2.000 millones de euros. Sin embargo, este agosto, la operadora cayó en bolsa hasta niveles que generaban hasta 400 millones de euros de minusvalía latente a la entidad y le hubiese obligado a una retasación patrimonial.

Genç parece haber tomado buena nota de cómo se ha recuperado en bolsa Telefónica ya que ha apostado por lanzar ese mensaje de confianza invirtiendo en acciones. El pasado 21 de agosto, parte de la cúpula de la operadora (el presidente, el CEO y el secretario del consejo) se sumaron al holding Criteria Caixa para defender la cotización y el resultado ha sido una revalorización del 12,6%. El propio BBVA acumula una subida del 5% desde que el turco Genç compró sus acciones a mercado.

El consejero delegado está a punto de convertirse en el segundo miembro del consejo con más acciones por detrás de su presidente, Carlos Torres, que en abril recibió un importante paquete de acciones (gratuitas para él) por parte de sus planes retributivos de largo plazo.

En concreto, Torres Vila percibió en su cuenta de valores 180.000 acciones de BBVA como parte de los planes retributivos variables de 2015 y 2018 (RVAs). Además, el banco le asignó 260.741 títulos como parte del nuevo plan de entrega de acciones del que también es beneficiario Genç. En total, Torres ha recibido 2,34 millones en acciones, aunque no él no ha comprado todavía ninguna acción en el mercado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios