Movió el 3% del capital

Operación SIX: BME disparó su actividad en bolsa en los días previos a la opa suiza

El resultado electoral del 10-N y el pacto UP-Podemos castigó la cotización hasta que empezó a remontar con picos de actividad inusuales.

Fachada de la Bolsa de Madrid en la Plaza de la Lealtad.
Fachada de la Bolsa de Madrid en la Plaza de la Lealtad. / Ángeles Díaz / Efe

No hubo filtraciones en la prensa, pero sí alguna que otra en los mercados. La operación SIX Group sobre BME se mantuvo bajo secreto durante toda la semana posterior a las elecciones y previa al lanzamiento de la opa el pasado lunes. Sin embargo, la actividad bursátil dejó un rastro inequívoco en los volúmenes de contratación de las sesiones en bolsa. Desde que estallaron los rumores en torno a un posible movimiento corporativo de Euronext hasta la llegada de SIX, Bolsas y Mercados Españoles (BME) registró intercambios accionariales equivalentes al 3% de su propiedad, según los datos de la propia Bolsa.

El jueves 7 y viernes 8 de noviembre, antes de las elecciones, el volumen de contratación sobre la sociedad rectora de las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia superó en un 285% y 133% su contratación media diaria de los 2 últimos meses (170.000 títulos diarios), la cifra que se usa como referencia para medir la actividad y la liquidez. La agencia 'Bloomberg' desveló el jueves 7 de noviembre el interés por BME de la francesa Euronext, que gestiona las plazas de París, Dublín, Bruselas, Lisboa y Ámsterdam.

En esos dos días, las acciones de BME registraron un calentón del 8% en bolsa. pero las tres jornadas posteriores a las elecciones del 10-N volvió a caer en bolsa un 10% por el temor a un gobierno de coalición de Podemos y PSOE. La posibilidad de que resurja la tasa a las transacciones bursátiles eclipsó el efecto de una operación corporativa hasta el pasado jueves, cuando los volúmenes de compraventas en BME se dispararon hasta tres veces su volumen habitual y la acción subió un 4% sin ninguna noticia.

Actividad en BME previa a la opa de Six.
 

En el radar de la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) vigila de oficio y con gran atención la actividad previa tanto en las acciones como en los derivados financieros -que multiplican la evolución del subyacente al estar apalancados- en las compañías que son objeto de opa para detectar posibles fugas de información privilegiada. El mismo lunes, tras el lanzamiento de la oferta de compra a 34 euros por acción, BME registró un volumen de 10,4 millones de títulos, o el 12% del capital, una vez formalizada la propuesta de SIX y confirmados los contactos entre el equipo directivo que dirige Javier Hernani con la propia Euronext.

BME nombra a Javier Hernani nuevo director general
Javier Hernani, consejero delegado de BME.

De hecho, la comunicación de sobre esas negociaciones preliminares con los franceses precedió y fue el detonante al lanzamiento de SIX Group, que había preparado al detalle toda la documentación de la oferta y además contaba con la firma del consejo de administración de BME de cláusulas ‘breaking-fee’ (ruptura). BME, asesorado por el banco de inversión Morgan Stanley, se ha comprometido a pagar a los suizos 14 millones de euros en el caso de que triunfe una opa competidora.

De hecho, la guerra de opas es el escenario más probable para los expertos ya que la ventana para la venta de BME se ha abierto de par en par por primera vez en mucho tiempo. Como desveló 'La Información', Deutsche Börse es una de las candidatas a involucrarse en la operación, como Euronext o la Bolsa de Londres (LSE), que ya se hizo en 2007 con la Borsa italiana (Milán), otro de los mercados indepedientes del euro.

Corporación Financiera Alba, el holding de la familia March y socio habitual del Estado en empresas estratégicas (Indra, Ebro…), es el mayor accionista con algo más del 12% de las acciones, un paquete valorado en 360 millones de euros. Alba entró en el capital del dueño de las bolsas españolas en mayo de 2014 con un paquete del 3% que fue ampliando hasta alcanzar el 10% en 2015 y en los años posteriores ha llegado al 12%.

Pendientes de la 'London calling'

La opa de SIX Group ha situado la inversión de los March en positivo ya que sus acciones arrastraban números rojos debido a que el grueso de sus acciones se compraron entre 23 y 32 euros (ajustando la cotización al pago de dividendos). Corporación Alba, eso sí, se ha embolsado cerca de 80 millones de los 400 que ha distribuido a sus accionistas BME en esos cinco años. Por debajo del 12% de los March se sitúa Vanguard Group, con un 2,5% del capital. La posición en BME es una de las mayores que tiene en la bolsa española la gestora de ETFs.

También agrupan participaciones relevantes la gestora británica Invesco (2%) o la alemana DWS, la gestora de fondos participada por el Deutsche Bank, que tiene un 2% en la española y es socio de referencia en la teutona Deutsche Börse (4%). Pero la mayor confluencia de capital se da entre la bolsa española y otro gigante de los mercados que también puede buscar 'sinergias' con la española BME, "y obtenerlas como ninguna otra", explican a 'La Información' fuentes de la City.

Se trata de la London Stock Exchange (LSE), cuyo capital está liderado por Qatar con algo más del 10%, pero coincide la presencia de Vanguard (2,5%) e Invesco (4%). El grupo británico viene de rechazar en 2016 a la bolsa alemana y en 2019 a la de Hong Kong, pero en el caso de la española -con múltiples gigantes en común en ambos mercados como Santander, Telefónica, Ferrovial, Iberdrola o Sabadell- el terreno está abonado para que se pueda plantear una operación corporativa.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING