La deuda italiana, en máximos de 2013

El órdago de Italia amenaza a España: nuestra banca es la tercera más expuesta

Di Maio, vicepresidente del Gobierno, aviva la tensión al responder a Junquer que "no moverá un milímetro sus planes de gasto". 

Situación de la crisis en Italia

El órdago lanzado por Italia a la Unión Europea amenaza con sacudir los mercados, no solo del país transalpino sino también de sus vecinos europeos. Los expertos comienzan a descontar el rumor de que la Comisión Europea rechazará el Plan de Estabilidad Presupuestaria de Italia, que se presentará el próximo 15 de octubre. 

La situación de inestabilidad en Italia ha provocado que su prima de riesgo se sitúe en torno a los 300 puntos, su nivel más alto desde el año 2013. Además, la rentabilidad de su bono a diez años se ha disparado desde el 2% en el que arrancaba el año hasta el 3,4% que alcanza esta semana. Dos claros síntomas del impacto que está teniendo la crisis política en Italia.

La crisis de Italia tendrá su impacto en muchos países europeos y uno de los más perjudicados será España. La exposición de las entidades españolas al país transalpino es de 84.000 millones de dólares (73.000 millones de euros) y cuentan con la tercera mayor cartera de bonos de toda la banca extranjera, según datos hasta marzo del BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea). Claro síntoma de que somos uno de los más expuestos a la tensión en el mercado de deuda italiano, de ahí que nuestros bancos figuren entre los más castigados en este arranque de semana. 

Aun así, los bancos asumían cierta 'dosis' de cautela y apostaban por reducir sus bonos italianos en balance. La incertidumbre del país, que elegía de presidente a Giusepe Conte tres meses después de celebrarse los comicios, fue el detonante para ejecutar dicha estrategia y, de hecho, la mayoría de los bancos la llevaba a cabo: Santander, BBVA y Sabadell. 

El mayor montante, no obstante, está en manos de BBVA con 7.100 millones de euros, aunque su peso en cartera es reducido, al ser solo del 6%. Sabadell, la segunda, tiene una exposición de 5.900 millones mientras que en Bankia el montante se sitúa en los 5.600 millones. Por su parte, Santander únicamente controla 3.390 millones de euros, un 2%. 

El escenario alcanzaba otra nueva magnitud tras declarar Junquer, presidente de la Comisión Europea, que el Gobierno de Italia rectificara sus presupuestos ya que, en caso contrario, tendrían mano dura con el país transalpino. Aun así, Luigi Di Maio, vicepresidente del Gobierno y líder del movimiento '5 Estrellas', respondía con que "Italia no moverá un milímetro sus planes de gasto" y destacaba que "este es un gobierno sólido, no vamos a retroceder del 2,4% su objetivo de déficit". 

Impacto en los mercados

Mark Haefele, economista jefe de UBS, ha señalado que "hay riesgos locales en Italia que podrían no tener implicaciones globales, pero sí mucha incidencia para las carteras muy concentradas en esos mercados". Por su parte, los expertos de Schroders destacan que "el ingente volumen de deuda pública en Italia lleva ya tiempo preocupando a los inversores, pero la amenaza de que el nuevo gobierno populista de coalición incurra en un derroche presupuestario ha despertado los temores de los inversores, impulsando considerablemente al alza los rendimientos". 

Matteo Germano, director de Gestión Multi Activo de Amundi y director de Inversiónes de Amundi Italia, destaca que el nuevo objetivo de déficit de Italia "ha desencadenado una liquidación de activos italianos (bonos, acciones y sector bancario en particular). La incertidumbre seguirá siendo alta con la sostenibilidad de la deuda bajo el escrutinio de los mercados y se espera que las agencias de calificación revisen el rating del país a finales de octubre, siendo ahora más probable un downgrade". Además, destaca que "la volatilidad a corto plazo podría afectar a la renta variable europea, pero somos más constructivos en cuanto a las perspectivas a medio plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios